Un fondo de inversión rechaza la reprogramación de deuda de Kicillof y la provincia entraría en «default selectivo»

528
Compartir

La provincia de Buenos Aires quedó al borde del default luego de que el fondo Fidelity, el mayor tenedor del bono BP21, informó por escrito su rechazo a la propuesta de Axel Kicillof de postergar el pago del vencimiento de 250 millones de dólares.

El gobernador bonaerense necesita para este miércoles 22 conseguir que al menos el 75% de los tenedores del capital del bono acepten que se postergue el pago del capital para el 1 de mayo. De lo contrario, el próximo 10 de febrero la provincia podría caer en default.

Según supo LPO, el fondo de inversión estadounidense Fidelity, uno de los más grandes del mundo, comunicó en las últimas horas por escrito su rechazo a la propuesta de Kicillof.

La negativa es más que significativa ya que Fidelity es el mayor tenedor del bono BP21 y podría determinar que la Provincia no logre el 75 por ciento de aprobación de los acreedores, una meta que se descontaba como muy difícil de lograr.

Aunque la tenencia del bono está atomizada y ningún tenedor por sí sólo podría hacer caer la propuesta de Kicillof, el que más cerca de hacerlo está es Fidelity. Según una estimación de Bloomberg, este fondo reúne algo más del 16 por ciento del BP21 con las tenencias de FMR LLC (13,28%) y FIL Limited (3,15%).

El listado de Bloomberg es estimativo ya que algunos fondos no informan sus tenencias. Pero para tener magnitud de la importancia de Fidelity, en el listado de mayores tenedores le sigue el holandés NN Investment Partners con el 3,52% del total.

 

La posibilidad cada vez más concreta de que los fondos no acepten la postergación del pago del capital propuesta por Kicillof, vuelve a poner en una encrucijada al gobierno de Alberto Fernández, que semanas atrás negó un salvataje a Buenos Aires en una jugada que el mercado creyó coordinada para medir el clima de una renegociación de la deuda nacional.

Esa percepción de una jugada coordinada y de una amenaza de un default que nunca se concretaría (teniendo en cuenta que se trata de un monto bajo) parece haber empujado a los fondos a redoblar la apuesta y rechazar la propuesta de Kicillof.

Ahora, la Casa Rosada deberá decidir si asiste a la provincia de Buenos Aires o la deja caer en default, lo que los analistas consideran demasiado riesgoso para la economía y para la renegociacion de la deuda nacional, que Alberto quiere cerrar antes del 31 de marzo.

Una pequeña señal en ese sentido se dio este lunes: la Anses confirmó que renovará por 180 días una letra por 263 millones de dólares que Kicillof debía cancelar en los próximos días.

 

LAPOLITICAONLINE.COM

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments