Diputados: Maximo e Insaurralde le habrían ganado la pulseada a Axel

695
Compartir

Aunque nadie quiera decirlo todavía en alta voz, para evitar el costo político que inevitablemente traerá aparejada la resolución de esta puja, finalmente Federico Otermín, un hombre de Martín Insaurralde, sería el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense a partir del 10 de diciembre.

Tal como lo adelantó REALPOLITIK en el día de ayer, existía una puja entre el nuevo gobernador, Axel Kicillof –quien pretendía imponer a un hombre propio, Carlos “Cuto” Moreno– como titular de la Cámara, y Máximo Kirchner, quien había cerrado acuerdo con los intendentes para imponer a un hombre del alcalde de Lomas de Zamora. Con la nueva conformación, a partir del 10 de diciembre el Frente de Todos sumaría 45 legisladores, frente a los 43 de Juntos por el Cambio. Una diferencia exigua, que debe ser sostenida contra viento y marea.

Desde la realización de las elecciones generales, los intendentes peronistas bonaerenses denunciaban con sordina que Axel no los tenía en cuenta, y que ni siquiera se había dignado a convocar a una reunión para informarles sobre su plan de gestión. Para peor, en algunas intervenciones públicas Kicillof insistió en anunciar un “corte del chorro” del tesoro provincial hacia los municipios, en virtud de la gravísima situación financiera en que asumirá su gestión.

La única beneficiada con la concesión de tres carteras provinciales, en un principio, sería la vicegobernadora Verónica Magario, quien deberá luchar a capa y espada para conseguir la aprobación de las leyes que precisará el ejecutivo provincial, en desventaja numérica.

Pero esta consideración especial de Axel hacia Magario parece ni siquiera rozar a los intendentes, quienes denuncian que la actual intendente de La Matanza tiene juego propio y está decidida a cortar los puentes con su distrito de origen, para sacarse de encima la ya insoportable marca personal que le viene imponiendo, desde hace años, Fernando Espinoza. A punto tal que el primer anuncio que realizó la vicegobernadora fue su mudanza a La Plata, argumentando razones de ejecutividad política.

El cerrado juego de Axel no sólo inquieta al resto de los intendentes, sino también de La Cámpora, ya que no parece encontrar una retribución en cargos provinciales acorde a sus expectativas.

De este modo, la alianza entre Máximo e Insaurralde, como referente de un amplio conjunto de intendentes del PJ provincial resultó inevitable, y así habría nacido el acuerdo para que Otermin presida la Cámara de Diputados.

Para “Cuto” Moreno quedaría el premio menor: la presidencia del bloque de Diputados del Frente de Todos. Un simple consuelo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments