Por primera vez en el año y a 13 días de la asunción de Alberto Fernández, el BCRA emitió $20.000 millones

103
Compartir

Con la operación se concreta la decisión del gobierno de afrontar parte del déficit fiscal con emisión. Para el Banco Central, el monto transferido “es totalmente compatible con el cumplimiento de la meta monetaria”

Por Fernando Meaños

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) giró $20.000 millones al Tesoro en concepto de adelantos transitorios, según la última información publicada por la autoridad monetaria. La transferencia se realizó el pasado 21 de noviembre en base al decreto de necesidad y urgencia 740 del pasado 29 de octubre, que autoriza este tipo de operaciones hasta un total de $400.000 millones.

Fuentes del Banco Central explicaron a Infobae que el Tesoro le solicitó un incremento en los adelantos transitorios que fue aprobado la semana pasada por el Directorio en su habitual reunión de los jueves. Argumentaron que el pedido fue motivado en “el pico estacional en el gasto del Tesoro de cada año, en el contexto de ausencia de crédito de mercado para el sector público nacional”.

Asimismo, en el BCRA destacaron que “el monto es totalmente compatible con el cumplimiento de la meta monetaria que definió el Comité de Política Monetaria (COPOM) y consistente con el aumento estacional de la demanda de dinero que comienza a observarse en esta época del año”.

Desde el gobierno siempre se aclaró que no hay planes de transferir la totalidad de los $400.000 millones habilitados por el DNU.

En una reunión con periodistas celebrada el lunes pasado, en la que trazó un balance de la gestión económica de Cambiemos, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se refirió a la posibilidad del regreso de los adelantos transitorios. Al respecto, puntualizó que en esta oportunidad los mismos no tendrían efecto inflacionario ya que obedecían a incrementos en la demanda de dinero.

Si bien se trata de la primera transferencia de este tipo realizada en el año, en el mercado se espera que esta clase de operaciones vuelvan a producirse antes del 10 de diciembre, ante los apremios fiscales que atraviesa el gobierno en el final de su mandato y el amplio monto de $400.000 que estableció el DNU 740/19. No obstante, desde el gobierno siempre se aclaró que no hay planes de alcanzar la totalidad de la suma habilitada por el DNU.

Los giros del Banco Central al Tesoro, materializados a través de adelantos transitorios y de transferencia de utilidades, siempre fueron signados como un factor inflacionario durante la gestión económica de Cambiemos. Estimaciones del BCRA aseguran que entre ambos ítems en 2015 llegaron a transferirse casi un 5% del PBI. Ese indicador cayó sensiblemente en los años siguientes, lo que oportunamente fue presentado como un logro en el combate contra la inflación.

El actual gobierno fue reduciendo paulatinamente esas operaciones hasta llegar a niveles mínimos en 2018, a tal punto que el primer acuerdo celebrado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en junio de 2018 se preveía su eliminación total, algo que no pudo cumplirse.

Fuente: www.infobae.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments