Audio expone a mano derecha de Leandro Santoro intentando condicionar a la prensa

1419
Compartir

Todo comenzó con una publicación que generó incomodidad. La prensa de Leandro Santoro envió un mensaje de WhatsApp a este medio manifestando su consecuente “repudio” y asegurando que, a modo de castigo, el candidato a conducir la secretaría de Medios de la Nación no le daría más notas a REALPOLITIK.

El artículo que generó malestar difundía una cámara oculta, exponiendo los festejos de dirigentes de La Cámpora tras el triunfo en la elección interna del gremio ATE. El artículo fue publicado luego de que este medio se hiciera cargo de las múltiples denuncias de abuso dentro de la agrupación juvenil ultra K.

En ese marco, la prensa de Leandro Santoro, hoy un número puesto para conducir la secretaría de Medios de la Nación en la gestión de Alberto Fernández, se comunicó con este medio manifestando su disgusto con la nota e insinuando su voluntad de eliminarla, amenazando con la posibilidad de no tener más entrevistas con su jefe.

“Mi nombre es Bárbara García. Yo soy prensa de Leandro Santoro, puntualmente en estos momentos con el tema de la campaña estoy abocada casi al mil con él. También de Amado (Boudou), de Fernando Esteche -que está saliendo hoy- y de Gabriel Mariotto, ya que desde la época en que él era vicegobernador sigo siendo su personal de prensa”.

Y agrega: “Ha molestado mucho una nota que sacaron con respecto a actividades que tienen que ver con lo personal, que no suman a la causa popular y a mejorar un país, el país que estamos padeciendo todos”.

“Pensé que los fundamentos de ustedes eran muchos más serios en cuanto a notas. Simplemente manifestarte mi repudio total y absoluto a lo que hicieron, innecesario. De parte nuestra, no tienen más notas fundamentalmente con Leandro Santoro”, concluye el audio de WhatsApp.

LA OTRA CARA DE LA ÉTICA

Casualmente, Bárbara García es hermana de Camilo García, el periodista ultrakirchnerista que actuó como portavoz del gobierno de los Kirchner durante doce años. Ambos son hijos de Carlos Martín García, ex presidente de Télam durante la gestión de Cristina Fernández.

En ese marco, hace algunos días este medio dio a conocer que Leandro Santoro, según las bases de ANSES, cobraba tres sueldos del estado: uno como legislador, otro como docente y un tercero, como empleado de la Auditoría General de la Nación. Incurriendo en una falta ética y legal notoria.

En su cuenta de Twitter, el diputado porteño trató de bajarle el tono a esta versión y desmentirla, pero lo cierto es que, lejos de ello, la maniobra pareciera ser un modus operandi de su entorno.

Muy lejos de la causa popular y de la rectitud moral que pregona entre los colegas, Bárbara García también cobró dos sueldos del estado en simultáneo, ambos en la provincia de Buenos Aires, al menos entre los años 2015 y 2016: fue empleada de la Cámara de Senadores bonaerense y del Instituto de Previsión Social, puesto este último que todavía conserva.

Como si esto no fuera poco, la situación de su hermano también deja bastante qué desear.

Desde mayo de 2013, momento en que dejó de trabajar con Viviana Canosa, Camilo García no registra un empleo en blanco y, según las bases de la Central de Deudores del Sistema Financiero, sus deudas con Banco Macro llegaron a un punto cúlmine: está en situación 5, es decir, en instancia de juicio.

Fuente: www.REALPOLITIK.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments