Colecciones de autos, millones y juicios: Estos son los concejales de Espinoza en La Matanza

563
Compartir

El contundente triunfo del Frente de Todos en La Matanza le permitió al intendente electo estirar la racha de triunfos electorales que mantiene desde 1983. Segundo quedó Alejandro Finocchiaro, el ministro de Educación nacional, que mostró su preocupación por la serie El Zorro.

Fernando Espinoza se alzó con el 64 por ciento de los votos en La Matanza y volverá a ocupar la intendencia después de haberlo hecho durante diez años entre el 2005 y el 2015. Segundo quedó Alejandro Finocchiaro, el hasta ministro de Educación nacional, quien recientemente mostró en las redes sociales su preocupación por la cancelación de la serie de El Zorro.

El contundente triunfo le permitió obtener nueve bancas en el Concejo Deliberante matancero, que incluirá a algunos personajes por demás cuestionados. El primero de ellos es Daniel Barrera, quien recientemente realizó declaraciones identificándose como “un predicador, que trata de no borrar con el codo lo que escribe con la mano”. Barrera dedicó parte de su tiempo libre de discursos a armarse una flota de autos. Tiene seis. Cuatro Renault, un Torino y hasta se dio el lujo de comprarse un pintoresco UTV GS Moon 1100. Actualmente cobra un abultado sueldo de 219 mil pesos mensuales como senador bonaerense pero, a pesar de ello, es deudor categoría 3 en la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) y tiene dos juicios por falta de pago en el juzgado comercial 12 y el 22.

La concejal que le sigue en la lista es Liliana Alejandra Pintos, domiciliada en San Justo. A Liliana también le gustan los autos. Tiene cinco. Dos Chevrolet, un Volkswagen, un Toyota y un Mercedes Benz. Actualmente está empleada en la municipalidad de La Matanza bajo el ala de la vice gobernadora electa Verónica Magario. Su sueldo, muy lejos del promedio de un empleado municipal, es de 116 mil pesos mensuales.

El tercer concejal es Juan Facundo Aisa, de González Catán. Aisa trabajó en la ANSES y en la municipalidad de La Matanza, en donde cobraba 120 mil y 33 mil pesos mensuales respectivamente. En una nota llamativa, desembolsaba ambos salarios en simultáneo. Evidentemente para Aisa el día tenía más de 24 horas. Luego trabajó en la Cámara de Diputados de la Nación, en la que también cobraba otros 62 mil pesos y finalmente recaló en la municipalidad de La Matanza, al igual que su compañera Pintos, en donde cobra tres veces menos que ella, unos 44 mil pesos.

La cuarta concejal es María Isabel Guerin, de Laferrere. María Isabel también colecciona autos. Tiene cuatro. Un Volkswagen, un Peugeot, un Ford y un Chévrolet. Trabajó para María Eugenia Vidal dentro de la dirección general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires y ahora es diputada nacional, cobrando unos 146 mil pesos mensuales. A pesar de su abultado sueldo, Guerin tiene dos juicios ejecutivos en despacho, uno de ellos iniciado en su contra por el Banco Sudameris, en los juzgados comerciales 10 y 8.

El quinto concejal es Alejandro Javier Moreira, de Isidro Casanova. Alejandro tiene “apenas” dos autos, un Renault y un Fiat. Actualmente cobra dos sueldos a la vez. Uno por Telecentro S.A. de 67 mil pesos y otro por el Sindicato Argentino de Televisión de 103 mil pesos mensuales, desembolsando unos 170 mil todos los meses. Según su propia presentación en Linkedin, su experiencia más cercana a la política fue haber sido técnico en una empresa de comunicaciones. A pesar de su abultado sueldo, se olvidó de pagar el plan de ahorro de su auto y la empresa le inició recientemente un juicio de ejecución prendaria.

Fuente: www.REALPOLITIK.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments