Con las reservas protegidas, el BCRA permitirá que la tasa baje hasta 63% en noviembre

36
Compartir

El Comité de Política Monetaria comunicó que convalidará una baja de hasta cinco puntos a la tasa de Leliq en noviembre

El Banco Central (BCRA) fijó un piso de 63% para la tasa de referencia durante el mes de noviembre. Hoy ese rendimiento está en el 68%, el piso fijado para este mes. La decisión se da en un marco de reducción acelerada del stock de letras de la entidad como resultado de la salida de depósitos para demandar dólares previo a las elecciones. Para analistas, esta decisión va en dirección de hacer más pronunciada la baja de tasas y la contracción del stock de Leliq ahora que el cepo cambiario protege las reservas. El riesgo, sin embargo, es que avancen más los dólares paralelos como el blue o el contado con liquidación.

«El Comité de Política Monetaria (Copom) del BCRA decidió modificar el límite inferior de la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) y estableció la meta de crecimiento de la base monetaria para el mes de noviembre», dijo la entidad en un comunicado.

Es la primera decisión de política monetaria posterior a la instauración de un cepo reforzado el domingo pasado tras las elecciones. Con un tope de u$s 200 mensuales por persona a las compras para atesoramiento, la posibilidad de que una reducción de las tasas afecte al dólar oficial u obligue al BCRA a vender reservas se reduce.

«Un control cambiario más estricto tiende a incrementar la demanda de activos en pesos. Sin embargo, en el actual contexto de alta incertidumbre, se vuelve especialmente relevante garantizar un rendimiento positivo en términos reales para los ahorristas. Con ese fin, el Copom fijó para noviembre el límite inferior de la tasa de interés de las Leliq en 63%. Esto implica una reducción de 5 puntos porcentuales con respecto al valor de octubre, consistente con las proyecciones de mercado de desaceleración en la tasa de inflación», añadió el comunicado.

«Se pronuncia la baja de tasa pasivas», dijo Gabriel Caamaño de Consultora Ledesma. «Todo tiende a mejorar el balance del BCRA: baja pasivo remunerado y baja la tasa que esos pasivos devengan; cambia pasivo remunerado por pasivo no remunerado -pesos-. El tema es que si la demanda de pesos sigue mal, léase la gente no quiere más pesos, a la larga eso va a alimentarlas brechas cambiarias. No le van a dejar un stock de Leliq al nuevo Gobierno, le van a dejar muchos pesos presos del cepo», agregó.

«Básicamente, a partir de ahora, el ancla de la economía es el cepo», sumó Juan Manuel Pazos de TPCG. «El cepo obliga a la gente a incrementar las tenencias reales de dinero porque no podés convertirlo. El BCRA puede emitir nominalmente para satisfacer ese incremento de las cantidades reales», agregó.

El comunicado oficial también se refirió a la decisión de principios de esta semana, con la que se eliminó la posibilidad de que los bancos cumplan con parte de las obligaciones de encaje -la porción de los depósitos que se inmoviliza en el BCRA- de depósitos a la vista con Leliq. Dado que cambia pesos sacados de circulación con letras por pesos encajados en el BCRA -que se computan como parte de la base monetaria-, esa diferencia se sumará al objetivo de agregados monetarios.

«Adicionalmente, con el objetivo de aumentar el atractivo de los depósitos a plazo con respecto a los depósitos a la vista, el Directorio del BCRA dispuso que a partir de noviembre la opción de integrar parte de los encajes con Leliq sólo esté disponible para los depósitos a plazo. Este cambio eleva automáticamente la demanda de base monetaria en aproximadamente $ 154.000 millones, efecto que debe contemplarse en la formulación de la meta de base monetaria de noviembre para no generar una contracción excesiva», dijo el comunicado oficial.

En un banco, leyeron esto como un adelanto de que el fin de los encajes remunerados para los depósitos a la vista no llegará también a los encajes de depósitos a plazo fijo.

«Al mantenerlos, hace que la tasa de plazos fijos no baje tanto como las tasas de corto plazo, me parece interesante porque terminan incentivando ir a plazos jos que por ahora todavía pagan cerca o por encima de la inflación esperada», dijeron en una mesa.

Permiten expansión monetaria

Por otro lado, en materia de metas de agregados monetarios -los objetivos de cantidad de dinero que persigue el BCRA desde octubre del año pasado- , la entidad se fijó un umbral mucho más alto.

«De esta manera, y en línea con las proyecciones de demanda de dinero del BCRA, el Copom establece para noviembre un crecimiento de la meta de base monetaria del 2,5% con respecto a la meta de octubre, ajustada por el mencionado cambio en el esquema de encajes», destacó.

«A la fecha, la meta de base monetaria promedio de octubre se estima en $ 1,391 billón y se eleva a $ 1,545 billón con la corrección por el efecto del nuevo esquema de encajes. De esta forma, la meta de base monetaria resultante para noviembre se estima en $ 1,584 billón, neta de las operaciones cambiarias del mes», concluyó.

Por Matías Barbería
www.losandes.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments