Las migrañas son manifestaciones psicológicas de la inhabilidad para manejar el estrés y las emociones

97
Compartir

. Los neurólogos dejan claro que las migrañas son una condición médica debilitante y real que está relacionada con una actividad cerebral temporal y anormal. El hecho de que sean más comunes para algunas mujeres durante “esos días del mes” no tiene nada que ver con las emociones.

Durante siglos, los doctores sostuvieron que las migrañas eran un problema femenino causado por problemas emocionales, como la histeria, la depresión o el estrés.

“La cura recomendada era el matrimonio… ¡un disparate!”

Aunque ese diagnóstico haya quedado en el pasado, persiste el malentendido de que las migrañas son producto de la inhabilidad femenina para enfrentar sus problemas.

“Era considerado como un mal psicológico, o que yo era una persona muy nerviosa, por eso nunca le decía a la gente que padecía de migrañas”.
De los 36 millones de personas que sufren de migraña sólo en los Estados Unidos, las más afectadas son las mujeres, hasta tres o cuatro veces más que los hombres. Este es uno de los motivos por los cuales se han confundido las causas de este trastorno.
Sin embargo, el detonante no es el exceso de emociones, sino el cambio hormonal que provoca “una cadena de sucesos que activan las neuronas en partes específicas del cerebro y mandan señales que otras partes del cerebro interpretan como dolor”, dijo. Datos de resonancias magnéticas respaldan esta aseveración.
Luces, olores, alcohol y algunos alimentos son algunos de los cientos de factores ambientales que pueden provocar migrañas en la gente con predisposición genética.
Cabe destacar que la luz por sí misma no causa migraña: lo que hace es activar esas redes. Lo mismo sucede con factores como el estrés, la ansiedad y la depresión.
Cuando permitís que alguien (quizás vos mismo) siga pensando que un detonante es la causa de la migraña, das lugar a que te hagan sentir culpable.
Cuando se culpa a la gente de sus migrañas por no poder controlar algo en su vida —puede ser ansiedad, estrés o elementos del ambiente— se sucumbe a esta misma lógica errónea. Esta confusión es potencialmente peligrosa para los que sufren de migrañas.

Fuente:Buenavida.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments