Las seis claves para entender qué es y por qué se dispara la brecha cambiaria

175
Compartir

Nació junto con el cepo y se amplió en las últimas jornadas. Un repaso por las causas que explican este fenómeno.

Por El Cronista especial para Los Andes

La distancia entre el precio oficial y el del contado con liquidación, el dólar MEP o el dólar blue se conoce con el nombre de brecha y suele surgir junto con los controles cambiarios. En los últimos días, esa diferencia se amplió y llegó esta semana a superar el 30% antes de retroceder.

Controles de cambios}En mercados libres, las brechas entre los precios del mismo activo en distintos mercados prácticamente no existen. En cambio, cuando empiezan a surgir restricciones, se producen diferencias entre los precios de los mercados más controlados versus los de las plazas de negociación más libre. Desde la puesta en marcha del control de cambios, en septiembre, se restringió el acceso al mercado cambiario formal que, además, es abastecido por las ventas que realiza en el Banco Central (BCRA).

Con controles a la demanda y oferta que no es genuina, el tipo de cambio oficial tiene un precio más regulado. En cambio, el contado con liquidación es un mercado con menos limitaciones y, por ende, el precio resulta determinado por la oferta y la demanda. El valor del contado con liquidación surge del tipo de cambio implícito al comprar un bono o acción en pesos y venderlo en dólares.

Diferentes participantes

A partir del cepo cambiario, los inversores institucionales y personas jurídicas ya no pueden comprar dólares a su cotización oficial. En cambio, sí pueden hacerlo los minoristas, siempre con la limitación mensual que impone el BCRA (al cierre de esta edición era de u$s 10.000 mensuales) y los importadores que tengan que cancelar deudas en dólares contraídas antes del cepo. Por el lado de la oferta, sólo el BCRA y los exportadores venden divisas en el mercado spot. Estos últimos, de hecho, están obligados a hacerlo en un plazo determinado después del cobro que varía según el tipo de exportación pero empieza en 5 días hábiles.

Quienes quedaron afuera de la operatoria oficial del dólar, en cambio, recurren a las cotizaciones paralelaspero legales del dólar, entre ellas, el contado con liquidación, que además les permite enviar divisas fuera del país. Los jugadores que usan esta alternativa son aquellos que realizan inversiones financieras, buscan fugar de dólares al exterior o quieren comprar divisas para atesoramiento por encima de los límites fijados por la normativa del BCRA.

Regulaciones adicionales

El contado con liquidación se usó en las primeras semanas del cepo cambiario para hacer varias operaciones simultáneas y obtener ganancias que el BCRA consideró “especulativas”. Como resultado, el organismo publicó nuevas restricciones para cortar estas transacciones, que se conocieron con nombres tales como “rulo” o “bucle”. Una de las medidas que tomó fue obligar a que los activos comprados en dólares se mantengan en cartera durante 5 días antes de poder venderlos. De esta manera, agregó plazo y riesgo a la operatoria para intentar desalentarla. Como respuesta, el precio volvió a subir y la brecha con el tipo de cambio oficial se profundizó.

Aversión al riesgo argentino

Tras el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones primarias, el peso se devaluó con fuerza junto con el resto de los activos argentinos debido al clima de aversión al riesgo argentino. Quienes tenían pesos corrieron a cambiarlos por dólares y la presión compradora derivó en un nuevo control de cambios. Pese a las limitaciones, las ganas de desprenderse de las tenencias de moneda local no cesaron y el contado con liquidación surgió como una forma de dolarizarse y llevar el capital al exterior a la vez que se esquiva el radar del BCRA. Aun cuando la cotización es algo superior, los inversores están dispuestos a pagar un precio más alto para obtener los dólares y sacarlos del país con el fin de evitar los riesgos propios de la economía argentina.

Temor a un cepo más apretado

El fuerte ritmo de salida de depósitos en dólares y las ventas de divisas que el BCRA realiza en el mercado de contado tienen un impacto muy fuerte en las reservas, que ya perdieron más de u$s 20.000 millones desde las elecciones primarias.

Los economistas anticipan que el ritmo actual de salida de reservas no es sostenible en el tiempo y, por eso, en el mercado se cubren frente a potenciales controles más severos luego de las elecciones del domingo.

Esperan un endurecimiento del cepo cambiario o, incluso, un desdoblamiento del mercado de cambios. Por tal motivo, buscan cobertura cambiaria mediante operaciones de contado con liquidación, dólar MEP o blue, con el objetivo de evitar la incertidumbre financiera.

Economistas anticipan que el ritmo actual de salida de reservas no es sostenible en el tiempo y, por eso, en el mercado se cubren frente a potenciales controles más severos luego de las elecciones del domingo.

El futuro de la brecha

En el primer mes del control de cambios la brecha entre el dólar oficial y el contado con liquidación vio alzas y bajas. Llegó a rozar el 30% y tuvo mínimos cercanos a 9%. Más allá de la volatilidad, los analistas coinciden en que, cuanto más se cierre el control de cambios, más subirá la cotización del contado con liquidación y, con ella, la brecha con respecto al dólar oficial.

Fuente: www.losandes.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments