Acciones de promoción y prevención de la hepatitis

291
Compartir

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial contra la Hepatitis, el Ministerio de Salud llevó a cabo en las ciudades de Rosario y Santa Fe jornadas concientización, que incluyeron acciones de promoción y prevención de la enfermedad, como ser campaña de vacunación, recolección de muestras de sangre para serodetección (detectar Hepatitis en todas sus formas, VIH y Sífilis), recolección de datos poblacionales epidemiológicos y entrega de folletos informativos.

En consonancia con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el fin de la iniciativa fue incrementar la sensibilización, educación y un mejor entendimiento de las hepatitis virales como un problema de salud pública.

La actividad en la ciudad de Rosario se realizó en la plaza Montenegro, oportunidad en la que se efectuaron 400 testeos de sangre para descartar la presencia de virus B y C de la hepatitis, HIV (sida) y VDRL (sífilis) y se administraron 800 vacunas contra la hepatitis B , iniciando o completando esquemas, con carga nominalizada en el Sistema de Información de los Centros de Atención Primaria (SICAP).

Participaron de la jornada, organizada por el Ministerio de Salud y la Secretaria de Salud Pública de Municipalidad de Rosario, el grupo «Hepatitis Rosario», el CUDAIO, la Universidad Nacional de Rosario, el Servicio de Gastroenterología y Hepatología del Hospital Provincial del Centenario, y la Escuela Superior de Enfermería «María Elena Araya de Colombres».

También estuvieron presentes la directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Andrea Uboldi; el titular del Programa Municipal de Sida (Promusida), Damián Lavarello; y las coordinadoras del grupo Hepatitis Rosario, Edith Michelotti, y de Enfermería de Promoción y Prevención de la Salud, Andrea Jauregui.

«Con esta actividad buscamos informar y concientizar un poco más sobre ésta enfermedad, y desmitificar la idea que solo se concurre a un hospital o efector de salud para detectar una enfermedad. Lo que hicimos con la comunidad rosarina fue efectuar testeos para detectar infectados. Advertimos las maneras de contagiarse de hepatitis, sobre todo las de tipo B y C, dos enfermedades que comparten la vía de transmisión por la vía sanguínea, y en el caso de hepatitis B, por las vías: sexual y sanguínea. Además sugerimos que se controlen quienes recibieron transfusiones de sangre previo al año 1.992 debido a que los métodos de testeo de sangre en esa época no contaban con los que se disponen actualmente. También vacunamos a la población, y ayudamos a que se comprenda que la enfermedad es un flagelo para toda la sociedad. La detección temprana permite controlarse, tratarse, curarse y evitar la transmisión.», explicó Uboldi.

Los resultados de los testeos deberán ser retirados por la persona interesada a partir del lunes próximo en dependencias del Cemar (San Luis y Moreno). Los mismos serán suministrados por personal de salud que no solo brindará el resultado del análisis sino que dará consejería adecuada con las recomendaciones según cada caso.

Desde 2012 todos los efectores provinciales cuentan con stock suficiente de vacunas contra la hepatitis virus B, sin embargo, «es probable que estemos en menos de un 10% del total que debería haberse inmunizado contra la hepatitis B», precisó la funcionaria.

EN SANTA FE

En Santa Fe, la actividad se llevó a cabo en la plazoleta Fragata Sarmiento, peatonal San Martín y Juan de Garay; con la presencia de la directora provincial de Promoción y Protección de la Salud, Andrea Uboldi; y la jefa de la Sección de Hepatología del hospital José María Cullen, Marcela Sixto.

EPIDEMIA SILENCIOSA

Desde la Dirección Provincial de Promoción y Protección de la Salud se recordó que existen varios virus de la hepatitis (A, B, C, D y E) que pueden causar infección e inflamación aguda, grave o crónica del hígado, pudiendo a largo plazo llevar a la cirrosis y cáncer del hígado y trasplante hepático.

Millones de personas padecen hepatitis viral y muchos otros millones están expuestos al riesgo de contraer la infección. La mayor parte de las personas que padecen infección crónica con el virus de la hepatitis B o C no son conscientes de estar infectadas porque es una enfermedad que en general no da síntomas y se la considera una epidemia silenciosa.

Por lo tanto, corren el riesgo de desarrollar una enfermedad hepática crónica grave, y sin saberlo pueden transmitir el virus a otras personas.

Aproximadamente un millón de pacientes mueren cada año por enfermedades relacionadas con la hepatitis viral, en la mayoría de los casos por cirrosis y cáncer del hígado.

Detectadas a tiempo, la Hepatitis B y C tienen tratamiento farmacológico, que prescribirá un médico especialista en hígado (hepatólogo).

Para Hepatitis B contamos con vacuna segura y muy efectiva, el esquema cuenta con 3 dosis (0-1- 6 meses). Es gratuita y obligatoria en el calendario Nacional de Argentina. Se debe iniciar el esquema (sin dosis previas) o completar el esquema para aquellos que alguna vez recibieron una o 2 dosis, disponibles en todos los efectores de salud.

Fuente: Sin Mordaza
Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments