Murió Alcón, “El Perro Dios” que ayudó a resolver emblemáticos casos policiales

152
Compartir

Fue uno de los primeros perros preparados para la búsqueda de personas desaparecidas y determinante para resolver varios casos en todo el país

Alcón, un perro policía perteneciente a la División Canes de Río Negro, falleció a los seis años tras varias semanas de luchar contra una enfermedad que no pudo ser precisada. Alcón tenía una carrera prolífica como investigador criminal, habiéndo contribuído al esclarecimiento de más de 20 crímenes como miembro de una de estas unidades que recorren el país para proveer apoyo en casos de búsqueda y rescate.

El pasado martes 1 de octubre, la Brigada K 9 de Búsqueda y Rescate “Abvpa” lo despidió con un sentido homenaje: 3 fotos del can, en distintos momentos de su paso por la fuerza policial.

El texto de la publicación expresaba: “El 29 de septiembre nos dejó físicamente Alcón, un compañero de trabajo al que hemos sabido disfrutar de su compañía en más de un operativo. En el día de la fecha el K9 de Punta Alta rinde homenaje a uno de los mejores perros de búsqueda de toda la Argentina. está institución siempre estará en deuda. Un abrazo a la distancia a su guía Marcos Herrero y su auxiliar Andrea Tolosa. Gracias por llevarle consuelo a tantas familias. Gracias por tanto”.

Su apodo “perro de Dios” surgió luego de que su ayuda resultara determinante en el caso de Mario “Marito Santos”, violado y desmembrado en el marco de un pacto satánico en junio de 2016. Alcón encontró pistas dentro de las casas de los principales sospechosos del crimen, entre ellos, una serie de escritos que detallaban cómo había sido el horripilante sacrificio del niño que tuvo lugar en Quimilí, en Santiago del Estero. En los últimos párrafos de estos papeles se hacía referencia a la llegada de “perros enviados por Dios”. Los investigadores se valieron de la ironía para darle su nuevo mote.

Fue precisamente en Quimilí donde Alcón contrajo su enfermedad. Según explicaron veterinarios de la zona, “nadie pudo darnos un diagnóstico certero sobre que tenía». «Estaba 15 días bien y luego sufría vómitos durante 15 días. Se le hicieron ecografías y toda clase de estudios, pero no se logró determinar que era lo que le pasaba”, agregaron.

El último caso del que participó Alcón fue el de Dionicia López, mujer peruana que desapareció en enero de 2018 en Acuña de Figueroa y Corrientes, en el barrio porteño de Almagro. Los resultados obtenidos a partir de la participación de Alcón en esa pesquisa todavía están bajo secreto judicial. El famoso can también participó en la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado.

Su adiestrador, Marcos Herrera, un oficial de la Policía de Río Negro e Instructor de la Unidad Canina de Viedma, lo despidió en redes sociales: “Te fuiste físicamente nuestro gran perro ‘Alcón’, pero vivirás internamente en nuestros corazones y en el de muchas familias a las que les llevaste consuelo y esperanzas cuando nadie se los daba. Fuiste más que un perro, fuiste un hijo, hermano y mejor amigo. No puedo dejar de llorar, nuestro gran héroe, nos dejas una inmensa alegría de haber vivido hermosos momentos y a la vez un vacío y dolor tan grande que jamás pensé pasarlo. Te recordaremos eternamente nuestro gran héroe”.

El legado de Alcón continúa a través de su cría, Roger, que tiene tres años y se encuentra realizando sus primeras búsquedas.

Fuente: Infobae

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments