Mendoza: “Acá no nos gusta el populismo”, dijo el ganador de la elección

24
Compartir

Suárez habló acompañado de Cornejo y el vicegobernador electo, Mario Abed. Recibió la visita de aliados nacionales.

“Acá no nos gusta el populismo”, dijo el ganador de la elección Padres de la victoria. Abed, Cornejo y Suárez, las caras del amplio triunfo de Cambia Mendoza en las elecciones provinciales Marcelo Rolland / Los Andes
Por Daniel Peralta – dperalta@losandes.com.ar
COMPARTIR

Cuando Anabel Fernández Sagasti salió a admitir su derrota, la euforia se desató en el búnker de Cambia Mendoza. La admisión de la candidata K llegó temprano, a las 20. A partir de ese momento el volumen de la música subió y el desfile de dirigentes en la sala de prensa empezó a volverse vertiginoso. Todos para celebrar el triunfo que coloca en la gobernación al actual intendente de la Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez.

“En la provincia de Mendoza la diferencia entre un gobernador que gana y un candidato que pierde nunca ha sido mayor a 7 puntos, del ‘83 a la fecha, salvo en la elección del ‘91. Hoy podemos decirles que la diferencia rondará entre los 15, 16 o 17 puntos”, dijo Alfredo Cornejo a correligionarios, funcionarios y periodistas.

Efectivamente, la vez anterior en la que hubo una diferencia mayor fue cuando salió electo Rodolfo Gabrielli, quien obtuvo el 56% de los votos, contra el 33% que sacó Víctor Fayad. Se da una coincidencia que tal vez el ganador del radicalismo prefiera soslayar: Suárez y Gabrielli son tocayos.

Alguien recordó que el “Rolo” gozó del incipiente éxito del plan de Convertibilidad anunciado por el entonces ministro Domingo Cavallo el 1 abril de 1991; mientras que sobre el resultado de ayer, Suárez explicó que “es un apoyo al buen gobierno de Alfredo Cornejo, es un apoyo a la recuperación del Estado, a la buena prestación de servicios, es un apoyo a un enorme equipo de intendentes que han hecho bien las cosas”.

Después de la admisión de Fernández Sagasti, apareció en el búnker de Cambia Mendoza el diputado nacional Martín Lousteau, quien reiteró el mismo argumento. “Es una validación de una gestión que no solo ordena el Estado, sino que se lo devuelve a la gente. Eso es lo que la gente votó”.
El economista dijo que la de ayer fue una elección local y aseguró: “Creo que Alfredo Cornejo es el mejor gobernador de la Argentina”.

Apenas terminó Lousteau, el que apareció fue el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. “El mendocino ha ratificado un proyecto político que inició Alfredo Cornejo, que le ha puesto un rumbo a Mendoza. Ahora Rody va a darle continuidad a este proyecto político”.

Luego Morales lanzó un dardo dirigido a Alberto Fernández, quien desembarcó en Mendoza el martes pasado acompañado por los gobernadores del PJ: “No solo ha perdido el Frente de Todos mendocino, también ha habido una derrota a quienes vinieron a nacionalizar la elección, pusieron su nombre, la cara y no han comprendido que el pueblo mendocino estaba votando sobre su futuro”.

También hubo agradecimientos del ganador de la elección, a los mendocinos que le dieron “un contundente apoyo” y a los socios del frente Cambia Mendoza.

“A un buen gobierno lo tiene que seguir otro buen gobierno, es la única forma de que ocurran las cosas que le hacen bien la gente. Queremos darle esta forma de gobernar al país. Acá no nos gusta el populismo; es bueno gobernar con austeridad, saber que los dineros no son nuestros”, dijo el agradecido Suárez.

La despedida
Cornejo recordó que le quedan poco más de dos meses al frente del gobierno provincial. En su discurso empezó a despedirse del cargo y lo hizo por vía de los agradecimientos.
También le dio las gracias al equipo que lo acompañó en la gestión. “Es un equipo con el que planificamos gobernar Mendoza y ejecutamos lo que dijimos que íbamos a hacer, prometimos poco y creo que, humildemente, hemos tenido mejores resultados que los prometidos”.

Y agradeció a quienes lo votaron en 2015: “Les agradezco en el alma todo ese apoyo. Espero haber cumplido esas expectativas”.

Por último, agradeció el respeto con que lo trataron los mendocinos, aún en la crítica. “El respeto no sólo lo da la elección y el cargo, sino la legitimidad de ganarse ese respeto. He sentido que cuando andaba en la calle, se acercaba la gente a felicitarme y también a criticarme y lo hacía con mucho respeto. Estoy sumamente agradecido de ese respeto”.

Con Lousteau, Morales y dos “larretistas”

El búnker de Cambia Mendoza tuvo varias presencias nacionales, algunas muy reconocidas, como el economista y diputado nacional Martín Lousteau o el gobernador de Jujuy Gerardo Morales, quienes llegaron a festejar el triunfo del oficialismo local. Hubo dos visitas menos conocidas, pero no menos relevantes, porque fueron enviados del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta: su ministro de gobierno Bruno Screnzi Silva y el secretario general Fernando Straface.

Un gesto de buena voluntad de quien, probablemente, sea el único macrista que quede en pie. Quizá ese desembarco sea el inicio de un nuevo Juntos por el Cambio, sin Mauricio Macri.

Furiosa diatriba de Cornejo por la visita de Fernández

Ni en el festejo Alfredo Cornejo se relaja. Al cierre de su discurso tuvo un duro mensaje dirigido al candidato presidencial del kirchnerismo Alberto Fernández: “Hubo un error del candidato del Frente de Todos de hacer tremenda estupidez”, dijo el gobernador respecto de la visita de Fernández del martes pasado, para apuntalar a la aspirante del Frente Elegí Mendoza Anabel Fernández Sagasti.

La intención de Fernández siempre fue nacionalizar la campaña, tratando de pegar a Cornejo y Suárez con la administración de Mauricio Macri. Por eso llegó acompañado por gobernadores del PJ.

“Dijimos que era una elección provincial; lo dijimos antes de la campaña, durante la campaña, el mismo día de la elección y lo vamos a decir mañana. Pero se intentó nacionalizarla todo el tiempo. Y se hizo, en mi criterio, con infinidades de mentiras, la ciudadanía de Mendoza no se merece que los traten como estúpidos, mintiéndoles, prometiéndoles cosas gratis” dijo Cornejo.

Luego lanzó la frase más dura: “Somos muy buenos anfitriones, pero no de los que vienen a empalagarse con aviones privados a nacionalizar la elección y a decirnos a los mendocinos cómo deben votar. Hubo un error del candidato del Frente de Todos de hacer tremenda estupidez que no valía la pena. Esa nacionalización la hicieron ellos y lamento que se hayan equivocado tan feo”.

Luego bajó los decibeles de la furiosa crítica: “Queremos que al país le vaya bien, procuramos que Mendoza esté inserto en ese país de la mejor forma posible. Y vamos a trabajar en esa dirección, sea el gobierno que fuere”.

Fuente: www.losandes.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments