Israel: Benny Gantz rechazó propuesta de «Bibi» para formar gobierno juntos

19
Compartir

Tras el virtual empate técnico entre el Likud y el Azul y Blanco -partidos del primer ministro, Benjamín «Bibi» Netanyahu y el centrista Benny Gantz-, Israel continúa en un bloqueo político. «Bibi» quiere formar una gobierno de unidad con Gantz y sus aliados de derecha, pero el centrista prefiere un «gabinete de gran coalición liberal» presidido por el mismo. ¿Podrían los partidos árabes, que conforman la tercera fuerza, apoyar a Gantz? ¿Sacará Netanyahu un conejo de la galera? ¿O se dirige Israel hacia sus terceras elecciones?

La segunda elección en 5 meses, el martes 17/9, los israelíes fueron a las urnas, pero el resultado no logró destrabar el bloqueo político, arrojando un virtual empate entre el partido del actual Primer Ministro, Benjamín Netanyahu, el Likud, y el del centrista Benny Gantz, el Azul y Blanco.

Este desenlace dificulta para ambos la formación de un gobierno: a «Bibi» esta vez no le alcanzó para ir para adelante con la coalición de derechas que tenía en mente. Las alternativas son un gobierno de unidad o ir nuevamente a elecciones.

Irán rompe el pacto nuclear mientras amenaza con «destruir Israel en media hora»
Bloqueo político en Israel, tras empate técnico entre «Bibi» y Gantz
Este jueves 19/9, el líder del Likud llamó a su rival a conformar un gobierno de unidad juntos, incluyendo a todos los partidos de derecha que lo apoyan, alternándose el cargo de Primer Ministro.

Pero la respuesta fue no.

Gantz ya había dicho que no gobernará con Netanyahu, asolado por acusaciones de corrupción. El líder de Azul y Blanco quiere en cambio un ‘Gabinete de gran coalición liberal’ presidido por él mismo. Su socio de fórmula, Moshe Yaalon, fue tajante al decir que rechazan «entrar en una coalición dirigida por Netanyahu».

«Un gran gobierno de unidad es lo que se necesita ahora», dijo Bibi durante una ceremonia de homenaje al fallecido presidente israelí, Shimon Peres. «Propongo que nos encontremos lo antes posible sin precondiciones para cooperar en el establecimiento de un gran gobierno de unidad para todos aquellos que creemos en Israel como un estado judío y democrático. No hay razones para ir a otra elección. Me opongo a eso.»

Pero Gantz rechazó la propuesta. «Azul y Blanco es el mayor partido. Ganamos 33 asientos y Netanyahu no tuvo éxito en ganar los 61 asientos para el bloque que buscaba. Construiré un gobierno grande y liberal que cumplirá con la voluntad del pueblo. No sucumbiremos a ningún dictado. Las negociaciones serán dirigidas por mí, de manera responsable y con juicio», dijo.

Tras conocer la respuesta, Netanyahu manifestó «sorpresa» y «decepción», aduciendo que sin los 2 líderes de los mayores partidos, será imposible formar un gobierno de unidad. Gantz ha dicho que no formaría un gobierno de unidad con Netanyahu por las acusaciones de corrupción en su contra. Según el diario The Guardian, su escenario soñado es que el Likud le suelte la mano a Netanyahu y forme gobierno con él bajo un nuevo liderazgo.

Otro escenario posible es que la alianza de partidos árabes, tercera fuerza, apoye a Gantz. Aborrecen su política nacionalista pero podrían hacerlo solo para bajar a Netanyahu. Tampoco hay que descartar la posibilidad de que Netanyahu, el primer ministro que más ha durado en Israel, saque un conejo de la galera, y aún pueda conformar una mayoría llegando a algún acuerdo con los partidos chicos.

Fuente: Urgente24

Print Friendly, PDF & Email

Comments