Consejos para que tu perro no falte a tu casamiento

94
Compartir

En uno de los momentos más importantes de tu vida, ¿cómo no va a estar él?

La boda o el casamiento es uno de los momentos más importantes de nuestra vida y, como tal, solemos invitar a quienes creemos no pueden ni deben estar ausentes en dicho momento, sea los padres, familiares, amigos o a quien queramos que esté. Pero claro, algo tan básico y leal como esto, cómo no querer que nuestro perrito también sea uno de los testigos de tan lindos instantes.

Por ello, para poder cumplir tu sueño de casarte con tu mascota presente (y sin morir en el intento), nada mejor que estos consejos:

1- Es mejor preocuparse por la seguridad antes que por la estética, por eso desechemos la idea de un “traje” para nuestro can, que muchos suelen vestirlos de esa manera. Algunos no tienen problema, otros se incomodan con la vestimenta hasta que intentan morderla y arrancarla. Con un simple collar o alguna decoración sobre su rostro será más que suficiente para estar presentado de la mejor manera.

2- No hay que olvidar que entre los invitados puede haber personas que tengan alergia o fobia a los animales, con lo cual a todos hay que avisarles previamente de esto. Avisar en las invitaciones es es una sabia decisión.

3- Contratar a un cuidador puede ser una gran decisión porque obviamente, en nuestro casamiento, no podemos dedicarle atención, y qué mejor que el can esté debidamente atentido y cuidado, sobretodo entre tantos invitados y personas extrañas.

4- Parece obvio, pero hay que destinarle tiempo a la búsqueda de un sitio para la boda pero con la aceptación de mascotas y, sobretodo, que tenga espacio suficiente para no enterpecer.

5- Entre los momentos más emotivos, uno de ellos es cuando nuestra mascota se hace presente para entregar el anillo a la prometida/o. Si bien esto lo vemos en las películas y es hermoso, antes es necesario entrenarlos. No es una misión imposible: con un poco de entrenamiento previo, podrá hacerlo de la mejor manera.

Domesticación

El mejor amigo del hombre cambió, y lo hizo precisamente por el ser humano, el mismo que ama y adora pero que con siglos de evolución lo han convertido en uno de los animales con más razas del planeta. Es así que durante años, los criadores de perros interfirieron en el proceso evolutivo de los canes, al proceder con la combinación de especies y selección de atributos para crear una nueva raza según las características buscadas.

De acuerdo a una nueva investigación científica sobre escáneres cerebrales, a medida que el hombre fue domesticando nuevas razas, el cerebro de los perros no tuvo más remedio que comenzar a readaptarse. Es así que para la ciencia, demostró hasta qué punto la selección artificial ha afectado a la estructura cerebral de estos animales.

A raíz de ello, según el informe de National Geographic, los científicos dedujeron que las diferencias entre razas y sus comportamientos coincidían con unos patrones neuronales bien definidos. Es decir, una correlación entre estas variaciones en función de su raza, “con lo que concluyeron que estos cambios anatómicos tuvieron que producirse en la última de sus etapas evolutivas, presumiblemente como consecuencia de la domesticación”.

¿Qué significa? Que se dieron cuenta de que “las diferencias entre razas y comportamientos (como los que diferencia a los perros de presa y a los perros guardianes de los perros de compañía) coincidían con unos patrones neuronales perfectamente definidos en el cerebro, que, sin embargo, no tenían relación con otras variantes (como la forma del cráneo o el tamaño corporal)”.

El equipo científico liderado por la neuróloga en evolución Erin Hecth, de la Universidad Harvard, descubrió que “todos los perros de presa -como los perros policía- presentaban la misma variación en el cortex prefontal, un área asociada con la pertenencia al grupo y la interacción social. Otras razas presentaban rasgos característicos en función de las distintas fases del proceso de domesticación. Este era el caso de los Bulldogs, unos perros que fueron adiestrados inicialmente para controlar y guardar el ganado y que posteriormente se adaptaron para convertirse en mascotas domésticas”.

Fuente: El Intransigente

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments