Messi dijo que el Barcelona no hizo todo lo posible para que Neymar vuelva al club

18
Compartir

Lionel Messi todavía no está en condiciones de volver a jugar tanto en Barcelona por lesión como en el seleccionado argentino por una suspensión, y por ello tuvo tiempo de ofrecerle una extensa entrevista al diario deportivo Sport, de la ciudad catalana, en la que cuestionó a los directivos del club blaugrana por «no haber hecho lo suficiente» para que su amigo, el brasileño Neymar, retornara a la institución en este mercado de pases.

«Me hubiera encantado que volviera Neymar al equipo, pero sinceramente no sé si Barcelona hizo todo lo posible para su regreso», disparó Messi durante el reportaje que está en la edición de papel de Sport este jueves.

«Es que a nivel deportivo Neymar es uno de los mejores futbolistas del mundo. Pero además, a nivel imagen y sponsoreo, el club hubiera dado un salto de calidad», siguió cuestionando Lío a la directiva culé.

Una rebelde lesión muscular en la pierna izquierda todavía no le permitió a Messi entrenarse a la par del resto de sus compañeros desde que retornó de las vacaciones post Copa América de Brasil.

Y de hecho todavía no estará en condiciones de jugar en la actual liga española el próximo sábado, cuando Barcelona enfrente a Valencia, por la cuarta fecha del certamen local en el que aún no tuvo acción.

«Cuando pensé que estaba bien, en uno de los entrenamientos antes del Betis me resentí un poquito y se me abrió un poco más. Jugaré cuando esté seguro. Contra el Valencia no, veremos contra el Borussia o el Granada»

«De todas formas es cierto que no es sencillo negociar con el París Saint Germain (PSG) para sacarle a Neymar. Quizá por eso será que no estoy totalmente decepcionado con que se haya quedado en Francia», confió.

«Y además tenemos una plantilla espectacular, que también puede optar por todo aún sin Neymar», alertó.

Los medios deportivos españoles, especialmente el programa deportivo televisivo «El chiringuito de jugones», que emite Antena 3 y es líder de audiencia en ese rubro, remarcó desde que el mes pasado surgió con fuerza la posibilidad de que Neymar volviera a Barcelona, que esa gestión la encaró la dirigencia de la entidad catalana «por expreso pedido de Messi».

Sin embargo el rosarino quiso negar esa versión y la de su influencia en la toma de decisiones del club, justamente utilizando esta fallida intención de repatriar al brasileño.

«Nunca pedí el fichaje de Neymar. Lo único que hice al respecto fue dar mi opinión. Por eso, para todos los que dicen que en Barcelona mando yo, con este regreso frustrado de Ney quedó demostrado que no es así», argumentó.

No son tiempos sencillos para Barcelona después de la eliminación de la pasada Champions League a manos del finalmente campeón Liverpool inglés, al que venció por 3-0 en España pero cayó 4-0 en la «ciudad de Los Beatles».

A partir de allí recayeron muchas críticas sobre la directiva barcelonista desde su masa societaria y los aficionados, de las que se hicieron eco los medios locales, y la mayoría de ellas apuntaban a los fichajes de algunos jugadores muy cuestionados como el brasileño Coutinho y el francés Ousmane Dembelé, por lo que se puso en foco el trabajo aparentemente deficitario de «La Masía», cuestionando que de allí ya no surgían buenos prospectos futbolísticos como tiempo atrás.

«La verdad que sería muy bueno que en el club hubiera estabilidad y no tantos cambios en la estructura deportiva como los que se vienen produciendo en los últimos tiempos», se sumó «Lío» a esas quejas.

Y para azuzar al presidente Josep Bartomeu, que anunció estar negociando con el ex defensor del club y capitán del equipo, Carles Puyol, para que regrese al club pero en caracter de director deportivo, aunque aclaró que «no hay ningún apuro por llegar a un arreglo todavía».

«La verdad que Puyol sería el candidato ideal para convertirse en el nuevo secretario deportivo de la institución», arengó Messi.

Accedió hace una semana a que si bien a Messi se le vence el contrato con Barcelona en 2021, se haya insertado una cláusula por la que el rosarino se podrá ir «gratis» a cualquier club del mundo, siempre que sea de una liga de menor jerarquía que las principales de Europa como Italia, Alemania, Inglaterra, Francia y, por supuesto, la propia España.

Y en cuanto a la cláusula de rescisión de 700 millones de euros que se publicó en su momento como parte del contrato de «Lío», era válida únicamente para los dos primeros años posteriores a la firma, que se produjo en 2017, por lo que estará expirando antes de fin del corriente mes.

Fuente: WWW.DIARIOUNO.COM.AR

Print Friendly, PDF & Email

Comments