Los beneficios de bañarse en pareja

524
Compartir
Compartir la ducha trae muchos beneficios que desconocías.

Ducharse en pareja.Para muchos se trata de una simple fantasía sexual, pero es mucho más que eso. Porque esta actividad, además de ser muy excitante conlleva muchos beneficios para la pareja y además es un plus para salir de la rutina que impone el día a día. De hecho, en simples consultas y relevos, es muy poca la cantidad de personas que cada cierto tiempo, al menos, comparten el mismo baño durante unos buenos minutos.

Pero al repasar ciertamente cuáles son los beneficios, hay que destacar 5 particularidades:

1- Compartir la ducha con la persona que amamos nos acerca más. Parece un dato menor, pero no lo es. En el agua con él podemos sentirnos más vulnerables, y esa conexión que se da en ese lugar y en ese momento potencia la intimidad más que nunca.

2- Si bien no es necesariamente el objetivo, tener sexo bajo el agua aporta mucha sensualidad, pero por alguna razón es una práctica que queda relegada. Enjabonar a tu pareja, recorrer las zonas erógenas y tomarse el tiempo para ello aporta un grado de placer único.

3- El agua ayuda a mejorar y varias el acto sexual. Incluso, mejora el sexo luego en la cama. Asimismo, potencia una pasión “distinta” a la habitual, rompe la rutina y ayuda a buscar nuevas posiciones.

4- Está comprobado que la risa mientras se hace el amor aporta y mucho a la conexión sentimental. Divertirse durante este momento es clave.

5- Bañarse juntos constituye un acto muy íntimo que genera beneficios en todo sentido. Refuerza el compromiso, potencia la seguridad y unifica emociones.

Muchos profesionales recomiendan durante una ducha en pareja, de ser posible, planificarlo antes para aportar otros condimentos, como por ejemplo una sesión de masajes, o si estamos en una bañera, burbujas y sales minerales para un baño de inmersión. Es decir, en la modalidad que sea, siempre es positivo. En lugar de hacer del baño una acción fugaz, de 5 minutos, rápida y a otra cosa, al revés: planificarlo en la medida que se pueda -o no- y dedicarle unos buenos minutos.

Dicho todo esto, ¿por qué no estamos abriendo la ducha ahora mismo?

Edades del sexo

No hace falta decirlo, pero la adolescencia es la etapa en la que muchos comienzan a adentrarse en las primeras experiencias sexuales pero eso no significa que sea el tiempo más placentero. Por eso, para muchos hay una edad de maduración sexual. Ahora, diversos estudios se encargaron de analizar el tema.

“El pico de goce sexual se define como la presencia continua de orgasmos durante la intimidad”, citan en el sitio sobre salud SuMedico.com, pero de acuerdo al doctor Alfred Kinsey, investigador de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, a contrario de lo que se cree “los hombres alcanzan la máxima satisfacción sexual a los 18 años”. En cambio, las mujeres, lo disfrutan mucho más a los 35 años.

¿Esto destierra el mito del sexo a los 50? Según un estudio de la Universidad de Texas, las mujeres son más sexuales entre los 30 y 40 años, porque la evolución las induce a serlo sin que ellas se den cuenta, destaca la investigación. “Al acercarse la menopausia y dado que los óvulos están envejeciendo, las mujeres necesitan tener más sexo para buscar más oportunidades de procrear, aunque no sea su interés ser madres”, asegura el autor del estudio, David Buss.

La pregunta que viene ahora es por qué es mejor el sexo a esa edad. Y la ciencia para ello tiene sus respuestas:

-Más fantasías sexuales

De acuerdo al estudio, las mujeres entre los 27 y los 45 años tienen más fantasías sexuales, lo que las lleva a querer experimentar nuevas sensaciones en el sexo y en general, tienen más deseo de llevarlo a cabo. Así, las mujeres tienen más orgasmos alrededor de los 30 que en cualquier otro momento de su vida, con un porcentaje menor de fertilidad a medida que avanza en edad.

La Autoestima

Para los especialistas, luego de los 30 años la mujeres pueden disfrutar más del sexo debido a su mayor autoestima, algo que trae consigo el paso de los años y la madurez emocional que las lleva a ser más fuertes, independientes y menos prejuiciosas. Incluso, ya deja de ser clave alcanzar los estándares de belleza autoimpuestos por la sociedad.

-El placer propio

A esa edad, también es muy importante comenzar a satisfacer las necesidades de tu cuerpo y no solamente a la pareja.

-Experiencia suficiente

Asimismo, la madurez trae consigo saber qué quieren en la cama y cómo. Se puede experimentar, pero se tiene claro qué se quiere y qué no.

Previa para ellas: técnicas para un masaje erótico y sensual

Los masajes son de ayuda ante muchos problemas: desde el estrés, hasta los dolores y para el placer.

La previa, aseguran, es la base de todo y ellas son quienes siempre la exigen y de la mejor manera. Por ello, si se trata de hacer las cosas bien, un masaje erótico puede ser la mejor forma de empezar con la pasión, disminuir el estrés del día y conectar con la pareja antes de un encuentro sexual o no. Por eso, a poner en práctica las manos.

Según el fisicoterapeuta mexicano Leonardo Nuñez Cuartas, “existen mil técnicas para dar un masaje erótico, el límite es tu creatividad”. Por ello, a continuación, algunos consejos para aprender lo más rápido posible:

1- Espalda

Para esto, lo primero a tener en cuenta es que los dos deben estar desnudos y en un ambiente tranquilo, sin interrupciones. Lo ideal es ambientar con algo de música y esencias. Basta con arrancar con movimientos sencillos como el deslizamiento, abarcar la espalda en primer lugar, los glúteos, la columna y luego los hombros y cuello.

2- Glúteos y piernas

Luego de cubrir la espalda, es momento de ocuparse de los glúteos y las piernas. Al ser una zona erógena del cuerpo, hay que aprovecharla muy bien con los movimientos correctos. Con las palmas en glúteos, hacer movimientos circulares y deslizarse hacia las piernas sin hacer presión sobre la parte de atrás de las rodillas.

3- Pies

Los pies contienen grandes cantidades de sensores provenientes de todo el cuerpo. Con ella boca arriba, dedicarle un buen masaje a la planta del pie, tobillo y dedos es más que placentero.

4- Pecho

Con aceites especiales para esto, el pecho permite un mejor desplazamiento con las manos sobre toda la zona, con movimientos circulares y frotando por debajo y los costados de cada pecho. Un simple soplido en esa zona es más que interesante.

5- Genitales

El masaje erótico puede ser la mejor previa para el sexo. Todo lo que se haga sea con la mano, boca o pies, siempre debe ser lento, sin fuerza ni ejerciendo presión.

Toda esta rutina, que puede ser corta o más extensa, siempre será un preámbulo ideal, porque no sólo se trata de placer, sino de confianza, calidez y acercamiento a tu pareja. Incluso, muchos la practican finalizando el acto con o sin relaciones sexuales. Porque, al fin y al cabo, de eso se trata: de pasarla bien, relajarse y gozar, sea como sea.

Independientemente del fin, una buena sesión de masajes aporta para combatir el estrés, la depresión, los problemas para conciliar el sueño, dolores de espalda, ayuda en determinadas lesiones, dolores de cabeza, relaja y mejora la concentración. Los especialistas, además, recomiendan al menos una vez a la semana recurrir a ellos.

https://elintransigente.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments