Los diputados de Cambiemos se reunirán por primera vez después de la derrota en las PASO para expresar su respaldo al Gobierno

50
Compartir

El encuentro será a las 11. Cuál puede ser el futuro político de la bancada que conforman el PRO, la UCR y la Coalición Cívica en caso de una derrota en octubre

Hoy a las 11 de la mañana se verán las caras entre 70 y 80 diputados de Cambiemos, de los 107 que tiene actualmente el interbloque que conforman el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica (CC). Será la primera reunión del interbloque después de la derrota del oficialismo en las PASO. «La idea es hacer público el apoyo al Gobierno«, le dijo una fuente parlamentaria a Infobae.

Además de evaluar el escenario político de acá a las elecciones generales de octubre, el interrogante sobre la supervivencia de la bancada oficialista es una de las preguntas que, por lo bajo, se hacen varios de los legisladores que responden a la coalición gobernante.

Referentes de los bloques de los tres partidos que integran Cambiemos afirmaron a Infobaeque, ante una posible derrota del oficialismo en octubre, el interbloque parlamentario buscará mantenerse unido. Por separado, los tres desmintieron una posible ruptura o, al menos, expresaron su deseo de que eso no suceda.

«Hay que hacer el esfuerzo para sostener el interbloque. La República es más importante que ganar una elección. Las derrotas se asumen y hay que usar la razón, no la bronca«, sostuvo Mario Negri, jefe del interbloque de la bancada radical. Su posición va en línea con lo expresado la semana pasada: «A la vulnerabilidad económica, la UCR no debe sumarle vulnerabilidad política«.

A su vez, la diputada Paula Oliveto, del bloque minoritario de la coalición oficialista, señaló que «desde la Coalición Cívica, la decisión es mantener Cambiemos». Y agregó: «No somos tan mezquinos como para pensar en romper porque perdamos una elecciónLa identidad como Coalición Cívica la vamos a mantener con nuestra voz propia o el silencio«. En su espacio son conscientes del ruido que genera Lilita Carrió cuando habla, y también de los interrogantes que genera cuando calla.

Sin embargo, otra alta fuente parlamentaria fue mucho más pesimista y cruda en off anteInfobae: «Empezó el camino a la extinción de CambiemosSi la consolidación de un espacio se basó únicamente en la expectativa electoral, cuando esta se termina, se acabó como opción política. Cada sector buscará cómo rearmarse«.

En su análisis, la UCR va a sobrevivir como partido con un número importante de diputados y algunas gobernaciones. En tanto, «el PRO deberá reconfigurarse a partir del triunfo de Horacio Rodróguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, y la imagen positiva con la que María Eugenia Vidal dejará la gobernación».

La importancia de la primera minoría

Hay un dato relevante a tener en cuenta y que quienes pregonan la unidad más allá de diciembre no dejan de observar: si el oficialismo pierde en octubre y se repiten los resultados de las PASO del 11 de agosto, la alianza hoy gobernante va a constituirse en la primera minoría con 110-111 diputados, siempre que se mantenga unida más allá de diciembre.

Esto le garantizaría la representación como principal fuerza de oposición en el Consejo de la Magistratura de la Nación -un organismo clave para elegir las ternas de jueces y enjuiciar a los magistrados-, así como en la Auditoría General de la Nación,  un organismo de control cuyo titular corresponde a la oposición.

Si bien hoy Cambiemos no dispone de quórum propio – para llegar se necesitan 129 legisladores-, tiene la mayoría en la Cámara baja al contar con 107 diputados propios: 55 del PRO, 38 de la UCR y 10 de la CC, más 4 aliados.

En diciembre se van 45 legisladores, aunque el número del interbloque no disminuiría si se repiten en las generales los resultados de las PrimariasPasaría a estar integrado por entre 110 y 111 legisladores, por lo que Cambiemos se convertiría en la primera minoría.

Según los números provistos a Infobae desde el bloque macrista y el radical, el PRO pasaría a tener entre 45 y 50 (PRO puros más otros 5 alineados), la UCR entre 43 y 45, y la CC entre 14 y 15.

La mayoría pasaría a estar en manos de la alianza del justicialismo con el kirchnerismo, más el Frente Renovador, que alcanzarían unos 112 diputados, a lo que se sumarían los 7 de Santiago del Estero que responden a Gergardo Zamora, alineado con el kirchnerismo; los 3 de Misiones del Frente para la Concordia; los otros 3 de San Luis; y la posible alianza con los 5 cordobeses, que hoy responden al gobernador Juan Schiaretti.

Un sector del radicalismo en duda

Sin embargo, no todo el radicalismo piensa lo mismo respecto del futuro de interbloque de Cambiemos y están quienes no descartan un posible desprendimiento. En ese sector se inscribirían los que comparten las críticas que el gobernador mendocino Alfredo Cornejoha hecho públicas al Gobierno nacional por su gestión.

El gobernador Alfredo Cornejo, uno de los radicales más críticos (Fabian Mattiazzi)

El gobernador Alfredo Cornejo, uno de los radicales más críticos (Fabian Mattiazzi)

Sin embargo, en el bloque radical replican: «¿Qué hacemos solos? Hay que pensar en los gobernadores radicales que van a seguir gobernando sus provincias, y si pierde el oficialismo en octubre, van a necesitar garantizar la gobernabilidad en sus distritos desde una posición de mayor fortaleza política».

Lo cierto es que la reunión de interbloque de esta mañana será la primera en bastante tiempo. La totalidad de los legisladores no se venía reuniendo desde las heridas que dejó la votación por la despenalización del aborto y el alejamiento de Massot, quien partió a Estados Unidos por una beca en la Universidad de Yale. Las reuniones venían siendo reemplazadas por encuentros de la mesa de coordinación, a la que asistían Negri, Massot y Carrió o, en su reemplazo, Juan Manuel López.

Hoy harán catarsis y hablarán de la estrategia electoral hasta octubre. Negri y Carrió -si concurre- estarán entre los protagonistas, ya que ambos integran la flamante Mesa de Acción Política que inauguró Mauricio Macri este lunes en Olivos. Transmitirán que «la prioridad es estabilizar la economía» y que «en el corto plazo hasta octubre, no hay mejor candidato que un Presidente que actúe, primero, como tal«.

Los números en el Senado

En el Senado, hoy Cambiemos tiene 25 legisladores: 12 de la UCR, 9 del PRO y 4 aliados. Si los resultados de las generales replican los del 11 de agosto, podría aumentar en dos bancas su representación: pasaría a 27, con 15 radicales, 8 del Pro y 4 aliados.

Aunque la alianza PJ-FPV llegaría a las puertas del número mágico de 37, lo que le permitiría el quórum propio, si Cambiemos se mantiene como tal, podría bloquearle la mayoría especial o los dos tercios requeridos, por ejemplo, para la aprobación del pliego del futuro procurador/a, que aún permanece vacante.

Reunión de los radicales en el Comité Nacional

Por lo pronto, los radicales se juntarán mañana en el Comité Nacional a las 15 para analizar como seguir la campaña de acá a octubre, con un eje en la provincialización de la estrategia electoral. Estarán tanto los actuales legisladores como los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), y los candidatos que competirán en octubre.

InfobE.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments