El campo frenó negocios a la espera de las elecciones

31
Compartir

Con la mira en las retenciones, el productor se inclinaría a sembrar más soja y menos maíz

La incertidumbre política-económica de cara a 2020 puso al productor a pensar y elegir bien cuál será su herramienta de negocio para encarar lo que viene, sea con Mauricio Macri o con Alberto Fernández. Las retenciones desvelan al campo y por eso analiza si siembra más soja en desmedro del maíz.

Una encuesta realizada por BAE Negocios entre productores y empresas que participan en Rosario del Congreso de Aapresid, que finaliza hoy, manifestaron que desde hace dos semanas las ventas de insumos como de fertilizantes y semillas están paradas.

Desde el campo los productores reconocieron que votarán a Cambiemos nuevamente sin importar si este hace modificaciones a las retenciones como lo viene realizando. «El Gobierno si las mueve, es por una necesidad económica y no por una cuestión ideológica», en alusión al kirchnerismo.

Para el campo la pelea durante la 125 dejo huellas «irreconciliables» y frases que no se olvidan como: «piquetes de la abundancia» u «oligarcas».

Sin embargo, el chacarero sabe qué hará el próximo domingo en el cuarto oscuro, pero entiende que «Cristina puede ganar» y por eso algunos son más radicales y ya piensan que «si vuelven» alquilarán los campos y vivirán de la renta.

Reclaman financiamiento porque en esta campaña se encaró con dinero propio o canje de granos

Compartir
Sin embargo, todos los entrevistados coincidieron en que «hay que esperar al menos hasta septiembre para decidir que sembrar». Sostienen que a diferencia de Cambiemos que les sacó las retenciones a los cereales, el Frente de Todos les aplicará el arancel a los cultivos en general, y en esa ecuación -dicen- el único que puede resistir el embate es la soja. Esto significa que la oleaginosa volvería a crecer.

De continuar el actual Gobierno, el campo pide que se solucione la falta de financiamiento dado que en esta campaña muchos la encaran con dinero de su bolsillo o con el canje de granos que se hicieron con las distintas empresas de insumos que facilitan tasas algo más bajas que los bancos.

Otra señal que muestra un cuidado para los próximos meses es la retención que hacen de la soja. Los productores manifestaron -y con razón- que ante la cosecha récord de maíz de 60 millones de toneladas, se desprendieron de este grano pese a que la exportación paga menos precisamente por la gran oferta.

Hoy las ventas de la oleaginosa están en torno del 55% cuanto debería ser a esta altura del año de un 70%, según señalaron los operadores consultados. «No hay ofrecimiento de soja en el mercado, pero el maíz abunda. Hoy los puertos están abarrotados», afirmaron.

Desde las empresas reconocen no sólo tener mucho pedido de semillas sino también notan una espera hasta el final para ver por cuál se inclinan. Hay que recordar que la tecnología en maíz es más cara que la soja, lo que también complica la ecuación de rentabilidad si hay retenciones de por medio.

Las compañías tienen en este momento alta demanda de créditos. Se trata de acuerdos que muchas de ellas hacen con bancos o financieras y ofrecen luego a sus clientes. «La diferencia no es mucha, pero todo suma», subrayaron.

Pero como los productores, piden que vuelva rápidamente el financiamiento muchas de ellas y en especial de capital local deben salir al mercado externo a buscar dinero fresco. La contra es que con un tipo de cambio inestable se torna difícil la decisión de tomar o no deuda.

https://www.baenegocios.com/

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments