Desbaratan la cocina de “Doña Adriana”: producían cocaína, pasta base y marihuana en Avellaneda y la distribuían en todo el sur del conurbano

85
Compartir

Los lideraba una mujer desde Capital Federal. Hay cuatro detenidos

Una banda narco liderada por una mujer conocida como “Doña Adriana”, dedicada a comercializar estupefacientes en diversas localidades del conurbano y en CABA, y que había montado una “cocina” para la producción de la droga, fue desbaratada en las últimas horas luego de múltiples allanamientos realizados por efectivos de la policía de la provincia de Buenos Aires, quienes apresaron a cuatro personas.

Producto de los operativos, los efectivos apresaron a los miembros de la organización -incluida su líder de 45 años – y secuestraron alrededor de siete kilos de cocaína (2700 dosis fraccionadas y listas para su venta, cuatro bolsas y dos trozos), 100 kilos sustancias de corte, 700 gramos de pasta base y varias dosis de marihuana, siete celulares, dos balanzas de precisión y dinero en efectivo.

Además, las autoridades incautaron un revólver calibre 357, una pistola marca Bersa calibre 380, un pistolón, municiones, un automóvil Ford Fiesta, una prensadora, un crique hidráulico, 10 litros de Eter y Acetona, caloventores, jarras, ollas y tapers medidores.

Los allanamientos estuvieron a cargo de oficiales pertenecientes a la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Lomas de Zamora y se llevaron a cabo en San Francisco Solano, Avellaneda y Villa Zavaleta (CABA).

De acuerdo a la investigación, los ahora detenidos habían montado una red de narcomenudeo que operaba en diversos barrios del conurbano sur y en Capital Federal. Además, utilizaban un domicilio en Avellaneda como cocina de droga donde producían y fraccionaban las sustancias.

En primer lugar la policías apresó a dos miembros de la banda criminal, apodados “Titu” de 29 años y “Palito” de 23, en el barrio de emergencias Vetarram, ubicado en San Francisco Solano, Quilmes. Estos dos sujetos se encargaban de distribuir los narcóticos (fraccionados en bolsas de 5 a 10 gramos) en distintos puntos de venta del conurbano.

Continuada la investigación, que incluyó tareas de campo, seguimiento, vigilancia encubierta, toma de placas fotográficas, filmaciones y escuchas telefónicas, los efectivos identificaron una vivienda ubicada en la calle Chile Nº 674, en la localidad de Piñeiro, Partido de Avellaneda, donde los miembros de la banda habían montado una cocina/laboratorio para la producción de los narcóticos.

Finalmente, las autoridades dieron con el paradero de Doña Adriana y su mano derecha, un sujeto conocido como “Hugo”, de 29 años, que era el que manejaba las ventas por teléfono, tras varios allanamientos llevados a cabo en Villa Zavaleta, Capital Federal.

Todos los detenidos quedaron a cargo del Juez Federal Nro. 1 de Lomas de Zamora, Dr. Federico Hernán Villena.

Print Friendly, PDF & Email

Comments