Hoy es el Día Internacional contra la Trata de Personas

11
Compartir

Se estima que 800.000 personas son víctimas de este delito en todo el mundo. En Argentina uno de los casos más emblemáticos es el de Marita Verón, la joven tucumana secuestrada en 2002.

l 30 de julio es el Día Internacional de lucha contra la Trata de personas, un delito a escala mundial que genera un negocio millonario basado en la esclavitud humana. La trata de personas se encuentra entre los tres delitos más lucrativos de la criminalidad junto con el tráfico de armas y de drogas.

Por tratarse de una actividad ilegal los datos estadísticos más confiables son los que refieren a las víctimas rescatadas o aquellas que han logrado huir y que permiten dimensionar el drama.

Según estimaciones de Naciones Unidas alrededor de 800.000 personas son víctimas de trata a través de las fronteras internacionales y otras miles lo son al interior de cada país.

En Argentina, según el “Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata”, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, entre 2016 y 2018 se rescataron 2787 víctimas.

La mayoría de las víctimas se encontraba en situación de explotación laboral, seguido de explotación sexual y servidumbre. En general son mujeres, de entre 18 y 35 años.

La trata de personas es un proceso que se inicia con el reclutamiento de las víctimas, en general en zonas con altos índices de pobreza, el traslado hacia zonas alejadas al lugar de residencia y la explotación propiamente dicha. Allí, las falsas promesas, las amenazas y la violencia en cualquiera de sus manifestaciones son componentes centrales.

Para prevenir, la mejor herramienta es la información; en las familias, en las escuelas, los hospitales, para estar atentos a estas situaciones, tomar las medidas de precaución necesarias y denunciar cuando hay indicadores que hacen presumir un delito de estas características.

Para ello, la línea 145 recibe denuncias telefónicas las 24hs. los 365 días del año. Profesionales especializados son quienes pondrán en marcha las investigaciones correspondientes para proceder al rescate de víctimas.

El caso de Marita Verón

Marita Verón con su madre y su hija. La joven desapareció hace 17 años.
El 3 de abril de 2002 María de los Ángeles Verón, de 23 años, fue secuestrada a pocas cuadras de su casa. Sus captores eran parte de una red que traficaba mujeres, dato que pudieron averiguar los padres de la joven cuando iniciaron la búsqueda solos, ya que las autoridades brillaron por su ausencia.

Su madre, Susana Trimarco, se metió en los burdeles y puso el cuerpo en la búsqueda que ya lleva casi dos décadas y se transformó en referente de la lucha contra la trata de personas.

Trimarco sólo contó con la ayuda de su esposo y de un comisario amigo, Jorge Tobal. Tuvo que invertir todo los ahorros de la familia, vendieron una casa, un departamento y dos autos para buscar sin éxito a su hija por todo el país. Entre muchas cosas, logró modificar la legislación y visibilizar un problema minimizado en la Argentina.

Diez años después de su desaparición, el caso de Marita llegó a juicio y luego de varios veredictos y apelaciones, todos los acusados fueron absueltos con el argumento de que los testimonios sobre los que se basaba la acusación no eran creíbles.

Fue en el 2017 cuando la Corte Suprema de Justicia de Tucumán rechazó un recurso extraordinario y ordenó que los 10 condenados por la desaparición de Marita Verón volvieran a la cárcel. El 18 de diciembre de ese año, los integrantes del Clan Ale, acusados de formar parte de la red de trata que se llevó a Marita,fueron condenados a 10 años de prisión bajo la modalidad de prisión domiciliaria, hasta tanto la sentencia quede firme.

https://www.filo.news/

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments