“Si la impunidad está consagrada por la Corte, ya estamos en un lío significativo”

176
Compartir

Marcelo Longobardi, en su editorial matutina, planteó que son tres los temas importantes en la agenda política internacional y nacional. “China no retrocede en su conflicto con Estados Unidos alterando los mercados mundiales”, dijo introduciendo la temática de su intervención y agregó: “Ambos países se están amenazando con un mayor nivel de sanciones”.

Por otra parte, resaltó la tensión que se vive en el Golfo Pérsico entre varios países, entre ellos, Estados Unidos, Irán, los Emiratos Árabes y un grupo de ciudadanos de Yemen, que ha atacado algunos barcos y se están complotando con los oleoductos árabes. Luego, le sumó el conflicto en Venezuela, porque de manera directa, también intervienen todos estos países, sobre todo los que tienen reservas de petróleo.

Esta situación mundial, para Longobardi, tiene su brazo que llega a la región Latinoamérica. “El delirio termina de componerse empezando con la CGT”, relacionó el periodista y agregó: “De manera inoportuna, inapropiada, complicada, atemporal y ridícula, ayer anunció un paro”. No solo resaltó esto, también criticó la postulación que le han hecho al papa Francisco, de pedirle que Eva Perón sea santificada. “Esto compone un cuadro bastante desopilante de la vida pública argentina”, puntualizó.

Otro de los temas, que no iba a dejar pasar, es la presencia de Cristina Fernández de Kirchner en el seno del peronismo, al participar de la reunión del Partido Justicialista. “Nos reíamos, porque trascendieron audios donde se evidenciaba la pésima relación de la señora Kirchner con el peronismo. Inclusive hoy los diarios recuerdan las cosas que los propios peronistas decía de ella no hace mucho tiempo”, manifestó generando polémica en el piso.

Inmediatamente después citó las críticas de varios funcionarios peronistas hace un tiempo hacia la expresidenta. Entre ellas se destaca la de Hugo Moyano, que había dicho: “No nos gusta esta imposición de la dictadura de Cristina Kirchner”. Para Longobardi, la reunión de ayer tuvo el principal objetivo de armar un frente contra el peronismo federal, que tiene como principales figuras a Juan Schiaretti, Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey.

En este mismo sentido, el periodista dijo que “(Alternativa Federal) no atina a presentar nada, excepto discursos nada significativos”. Por otra parte, según trascendió, Cristina Fernández de Kirchner manifestó su objetivo de seducir al mismísimo Donald Trump y al establishment norteamericano. “Tiene un sentido, porque la militancia extraviada, finalmente se conecta con esto”, analizó Longobardi.
También mencionó que Mauricio Macri, por una cuestión personal o política, tiene arreglos con Trump. “Pero desde el punto de vista ideológico, Macri y Trump no tienen nada que ver”, planteó tajantemente el conductor de Cada Mañana y agregó: “Trump está mucho más cercano a tipos que a Cristina le deben gustar, como Le Pen, Putin o inclusive Bolsonaro”.

Finalmente, habló sobre las declaraciones de Alberto Fernández, quien expresó que la hija de Cristina Kirchner es “una rehén del presidente Macri”. “Yo más bien tiendo a pensar que la pobre chica es una víctima de sus propios padres”, opinó Longobardi sarcásticamente. La Justicia también fue cuestionada por el periodista, al asegurar que el fallo de la Corte Suprema sobre la revisión del caso de la expresidenta no pasó nunca y advirtió que justo en este contexto, los miembros del máximo tribunal decidieron tomar cartas en el asunto. “Uno podría suponer que hay una cuestión de carácter político”, concluyó.

https://elintransigente.com/

Print Friendly, PDF & Email

Comments