Este martes la CGT define si va al paro contra el Gobierno, tras volverse a reunir con el FMI

18
Compartir

Lo peor ya pasó, dijo el enviado del Fondo tras el encuentro. La central junta a su consejo directivo; barajan dos fechas para la huelga.

“Nos reunimos más con ustedes que con el Presidente de la Nación”. Con ese comentario en tono de broma, aunque apuntaba a subrayar una situación que consideran anómala, los dirigentes de la CGT despidieron este lunes a Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, los integrantes de la misión del FMI que está de visita en la Argentina.

Fondo a los sindicalistas fue para palpar de primera mano el clima político y social en el país. La reunión fue en la víspera de un día clave: este martes la central sindical tiene convocada una reunión de Consejo Directivo en la que se debe definir si se convoca a un paro general.

De concretarse la amenaza, sería el quinto paro general de la CGT contra la administración de Mauricio Macri.

La semana pasada, la “mesa chica” de la CGT postergó para este martes la definición de una medida de fuerza. Este lunes, en algunos gremios poderosos consideraban que la idea del paro aún estaba “verde”, por lo que entendían era improbable que se fijase este mismo martes la fecha de la huelga.

“Acá los que definen qué se hará son los gremios del transporte”, dijeron en un gremio industrial en referencia a que ese sector es el único que tiene la posibilidad de garantizar el éxito total de un paro general.

Pero consultado por Clarín, un sindicalista clave del transporte aseguró que la decisión es la de ir al paro. “Es lo que se habló en ‘mesa chica’… Solo faltaba fijar la fecha”, apuntó ese jefe gremial.

En la CGT se barajan dos fechas para la medida de fuerza. El miércoles 29 de mayo -“Día del aniversario del Cordobazo”, remarcó un sindicalista- o el martes 4 de junio (“Día en que Perón asumió su primera presidencia, en 1946″, recordó el mismo sindicalista”.

En la CGT hay ánimo de sobra para el llamado a un paro general. Además del crítico escenario económico con alta inflación y perdida de puestos de trabajo, en la central hay bronca con el Gobierno porque les tiene trabado los fondos de las obras sociales sindicales. Es más: dicen que la Casa Rosada los “extorsiona” con liberar la totalidad de esos fondos a cambio de que prospere la ley de blanqueo laboral, que sigue trabada en el Congreso.

Con la amenaza latente del paro, justo el viernes el Gobierno ordenó el pago de $ 2.100 millones a las obras sociales. Habrá que ver si el alcanza para frenar el paro.

En la reunión de este lunes con el FMI, la CGT -estuvo representada por Gerardo Martínez, Omar Maturano, Andrés Rodríguez, Mario Calegari, Enrique Salinas, Rodolfo Daer y Julio Piumato- le planteó a Cardarelli y Alleyne el deterioro de la “situación social” y el incumplimiento tanto por el Gobierno como por el Fondo de sus pronósticos económicos.

En la charla se tocó el tema de la reciente convocatoria al dialogo que hizo Macri. “Lo que hace falta es llamar a un consejo económico y social serio e inclusivo y no esta convocatoria tardía, que no genera confianza ni credibilidad”, dijeron los sindicalistas.

Le preguntaron a los enviados si el Fondo tuvo que ver con los 10 puntos de la convocatoria del Gobierno, en particular los vinculados con las normativas laborales y previsionales. Cardarelli lo rechazó de plano.

A la salida, Cardarelli tuvo un breve -y optimista- contacto con la prensa. “Nosotros creemos que lo peor ya pasó, que (en el segundo trimestre) el crecimiento debería mejorar y la inflación, bajar”, dijo el italiano. Consultado si tenían temor a la vuelta del kirchnerismo, respondió: “No tenemos ningún temor de nada”.

http://www.diarioveloz.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments