A 104 años del genocidio armenio, un proyecto investigativo al servicio de nuevas historias y un llamado al diálogo

13
Compartir

Por Eduardo Eurnekian y Baruj Tenembaum

La Fundación Raoul Wallenberg y la cátedra Kaloosdian/Mugar del Centro Strassler para Estudios del Holocausto y Genocidio de la Universidad Clark unen sus fuerzas en un gran proyecto de investigación bajo la supervisión del profesor Taner Akcam.

Esta iniciativa tiene como objetivo identificar a los turcos y kurdos que salvaron víctimas del genocidio armenio. La misión de la Fundación Raoul Wallenberg es dar a conocer historias no contadas de rescate y la solidaridad.

El tema de los salvadores musulmanes que desafiaron riesgos inimaginables para auxiliar armenios a principios del siglo XX no fue estudiado en profundidad y, por lo tanto, es un territorio inexplorado a la espera de ser descubierto. La investigación ha sido publicada en formato de e-book, en cuatro idiomas. Puede leerse en español accediendo a esta dirección.

El 24 de abril los armenios en particular y el mundo en general conmemoran la masacre sistemática y la deportación de los armenios en el Imperio otomano. La fecha remite al origen, el momento en que las autoridades otomanas ordenaron arrestar a más de doscientos intelectuales y líderes comunitarios armenios. Podría decirse que, a partir de ese día, se abrieron las puertas del infierno en el cual perecieron más de un millón de personas.

Los pueblos de Armenia y Turquía merecen construir una visión compartida de la convivencia y la prosperidad basada en la verdad, elemento cardinal de toda moral. Una renovada relación, anclada a la verdad, debe ser la encargada de crear condiciones necesarias para la emergencia de una narrativa que mire el pasado a los ojos, sin ocultamientos ni distracciones, y supere más de un siglo de animosidad y desconfianza.

El muro virtual que separa a los pueblos de Turquía y Armenia debe ser reemplazado por puentes, materiales y simbólicos.

Eduardo Eurnekian y Bruj Tenembaum son presidente y fundador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, respectivamente.

https://www.infobae.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments