Gritos y empujones: fuerte tensión entre manifestantes y policías frente a Desarrollo Social

19
Compartir

Los uniformados reprimieron con gases a las agrupaciones que lideran la protesta.

Las agrupaciones, lideradas por la CTA Autónoma, se encontraban manifestando esta tarde sobre la 9 de Julio a la altura de la avenida Belgrano contra las políticas económicas y el ajuste impuestos por el Gobierno de Cambiemos que no para de azotar el bolsillo de los sectores más vulnerables del país, cuando aparecieron efectivos de la Policía para levantar la protesta.

Ante el accionar policial se produjeron incidentes y disturbios frente al Ministerio de Desarrollo Social, cartera conducida por Carolina Stanley. Allí, los uniformados realizaron el montaje de un gran operativo de seguridad y forcejearon con los manifestantes, que se negaban a liberar el tránsito de los colectivos en un intento de cortar el Metrobus.

De cara a las elecciones presidenciales, las últimas cifras de la inflación y los indicadores de pobreza e indigencia anunciadas por el Indec generaron malestar e irritabilidad en el humor social de los argentinos que vienen soportando las medidas del oficialismo desde la llega de Mauricio Macri a la Casa Rosada, y quien ya confirmó que irá en busca de un segundo mandato en los comicios de octubre.

En este contexto, militantes de organizaciones sociales de la CTA y la Federación Nacional Territorial (Fenat) salieron a las calles una vez más para expresar su descontento y disconformidad ante la falta de respuesta de las autoridades por los sectores que menos tienen en el país, lo que terminó en un enfrentamiento con agentes de la Policía de la Ciudad.

La tensión se desató cuando les exigieron que liberaran la vía pública y los carriles por donde se maneja el Metrobus. Ante lo ocurrido, el miembro de la CTA Autónoma, Daniel Aguirre aclaró en declaraciones televisivas: “Venimos a pedir lo que necesitan las familias, pero nos dan palos. Venimos a hablar con la ministra de Desarrollo Social, pero nos responde la de Seguridad. Vamos a estar acá hasta que nos reciba, aunque tengamos que quedarnos hasta la noche”, advirtió.

La protesta en pleno centro porteño fue llevada a cabo bajo la consigna “el hambre es un crimen” y llegó luego del anuncio sobre las nuevas medidas económicas de Cambiemos en un intento de paliar la crisis económica y los efectos de la escalonada suba de precios en las góndolas de los supermercados.

Finalmente, entre empujones, gritos y tras el lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la fuerza, los manifestantes cedieron liberar los carriles con dirección al norte, sin embargo, aún se mantiene el corte de la avenida hacia el sur.

La calma llegó luego de que una persona que se encontraba en la protesta terminara reducida por los uniformados, quienes le pisaron uno de los brazos para precintarle las manos. La detención, según fuentes policiales, se realizó porque el sujeto habría pegado con un palo a una de las motos del Grupo de Apoyo Motorizado (GAM).

En medio del conflicto consecuente de la crisis de Macri, los referentes de la CTA y la Fenat anticiparon su adhesión al paro convocado para el próximo martes 30 de abril. Pero el reclamo no termina allí, también anunciaron que se movilizarán el 9 de mayo contra la reforma del régimen penal juvenil.

https://www.elintransigente.com/

Print Friendly, PDF & Email

Comments