Samid: expertos en diabetes cuestionaron los argumentos de su abogado

79
Compartir

La Federación Argentina de Diabetes descartó que la enfermedad haya desestabilizado al empresario como sugirió el letrado Vicente Dattoli.

Samid tiene diabetes y eso puede estar influyendo en sus conductas. Emocionalmente puede estar desestabilizado“. Con estas palabras, y frente al pedido de una pericia psiquiátrica, el abogado Vicente D’Attoli a cargo de la defensa del empresario detenido en Belice acusado de evasión fiscal, encendió un debate intenso sobre los alcances de esta enfermedad, la victimización y la responsabilidad frente a causas judiciales.

Por ello, la Federación Argentina de Diabetes (FAD) salió al cruce de estas declaraciones a fin de llevar tranquilidad a la población y aclarar que padecer diabetes no puede justificar la no comparecencia ante la Justicia por las causas que sean.

Así, Gabriel Lijteroff, director del Comité Científico FAD y su presidenta, la doctora Judit Laufer, comunicaron que la entidad médica “brega por la plena integración de las personas con diabetes a la sociedad, con todos los derechos y obligaciones que ello implica, pues tener esta enfermedad no las pone sobre o debajo de los demás ciudadanos”.

La diabetes integra el selecto y a la vez dramático grupo de las llamadas enfermedades crónicas no comunicables o transmisibles

La diabetes integra el selecto y a la vez dramático grupo de las llamadas enfermedades crónicas no comunicables o transmisibles

“Nos preocupa que reiteradamente se ha pretendido en hechos de dominio público argumentar esta enfermedad para obtener distintos beneficios en sus condiciones de pagar sus deudas con la ley“, enfatizaron los expertos en diabetes.

También aclararon que la diabetes es una enfermedad que afecta al 9,8%, de la población mayor de 18 años, según la última encuesta de factores de riesgo en nuestro país, por lo que “es de esperarse idéntico porcentaje en población carcelaria”.

“Todos deben llevar un plan alimentario adecuado, colocarse la insulina, tomar su medicación oral, hacerse el automonitoreo según indicaciones y ser responsables en su tratamiento. En ese sentido, como institución exigimos que todas las normas de tratamiento y control profesional sean resguardadas por el Estado”, insistieron.

El Atlas de la Diabetes (FID)

El Atlas de la Diabetes (FID)

Y finalizaron su comunicado: “Luchamos día a día para que las personas con diabetes sean útiles para sí mismos, su familia y la sociedad que los contiene. Con diabetes se puede alcanzar una vida plena. Y en resguardo de la equidad que predicamos, también se puede ir preso si la ley así lo exige“.

Una enfermedad que afecta a millones de argentinos

“La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a 1 de cada 10 argentinos mayores de 20 años, de los cuales el 50% desconoce su diagnóstico, esto implica que no toman medidas de cuidados de la enfermedad, que evoluciona hasta presentar complicaciones agudas o crónicas”, afirmó la doctora Carla Musso, coordinadora de Diabetes del Hospital Universitario Fundación Favaloro.

La diabetes integra el selecto y a la vez grupo de las llamadas Enfermedades Crónicas no Comunicables o Transmisibles, las cuales representan más del 70% de la carga de enfermedad a nivel global, golpeando cada vez más a los países de medianos y bajos ingresos, y sobre todo a los sectores más pobres y vulnerables, comprometiendo no sólo su desarrollo económico sino también social.

1 de cada 11 adultos tiene diabetes (425 millones); 1 de cada 2 adultos con diabetes no ha sido diagnosticado (212 millones) 12% de los gastos mundiales de salud se aplican a la diabetes (USD 727 millones); 1 de cada 6 nacimientos estuvo afectado por hiperglicemia durante el embarazo

1 de cada 11 adultos tiene diabetes (425 millones); 1 de cada 2 adultos con diabetes no ha sido diagnosticado (212 millones) 12% de los gastos mundiales de salud se aplican a la diabetes (USD 727 millones); 1 de cada 6 nacimientos estuvo afectado por hiperglicemia durante el embarazo

En nuestro país 4 de cada 10 personas tienen sobrepeso, y 2 de cada 10 obesidad, según cifras del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. Estos son factores de riesgo que claramente elevan la posibilidad de desarrollar diabetes.

Tipos de diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Aparece cuando el organismo pierde la capacidad de producir insulina o de utilizarla correctamente y es la principal causa de enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, ceguera y amputación de los miembros inferiores. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar esta patología, llamada diabetes gestacional.

Diabetes tipo I: se genera cuando el organismo deja de producir la insulina que necesita y suele aparecer en niños o jóvenes adultos. Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario con el fin de controlar sus niveles de glucosa en sangre.

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en personas con diabetes tipo 2 (Getty)

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en personas con diabetes tipo 2 (Getty)

Algunos de los síntomas característicos de este cuadro son: aumento desmedido de sed, sequedad de boca, micción frecuente, cansancio extremo y falta de energía, apetito constante, pérdida de peso repentina, lentitud en la curación de heridas y visión borrosa.

Las personas con diabetes tipo I pueden llevar una vida normal y saludable mediante una combinación de terapia diaria de insulina, estricto control médico, dieta sana y ejercicio físico habitual.

Diabetes tipo II: se da cuando el organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el cuerpo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre. Es el tipo más común de diabetes y suele aparecer en adultos.

Las personas con este tipo de diabetes podrían pasar mucho tiempo sin saber de su enfermedad debido a que en ocasiones los síntomas tardan años en aparecer o en reconocerse, tiempo durante el cual el organismo se va deteriorando debido al exceso de glucosa en sangre. A muchas personas se les diagnostica tan sólo cuando las complicaciones se hacen presentes.

Entre los factores de riesgo de esta patología se destacan: obesidad, mala alimentación, falta de actividad física, edad avanzada y los antecedentes familiares de diabetes.

La diabetes afecta a más de 415 millones de personas en el mundo (Getty)

La diabetes afecta a más de 415 millones de personas en el mundo (Getty)

Los pacientes con este tipo de diabetes NO suelen necesitar dosis diarias de insulina pero sí un estricto control médico, medicación oral, una dieta sana y actividad física periódica.

Para el doctor Hugo Sanabria, jefe de la Clínica de Diabetes del ICBA, Instituto Cardiovascular, “los pacientes con diabetes tienen 2 a 3 veces más riesgo de sufrir un infarto, por eso es importante concientizar a la comunidad, y principalmente a quienes tengan diabetes, respecto de lo necesario del cuidado integral de la salud para prevenir complicaciones relacionadas a la diabetes y, fundamentalmente, complicaciones cardiovasculares”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente hay en el mundo 422 millones de personas con diabetes y en la Argentina, la enfermedad afecta a una de cada 10 personas mayores de 20 años.

La médica especialista en nutrición Virginia Busnelli (MN 110351) remarcó que “hasta épocas recientes la diabetes tipo 1 era casi la única forma de presentación de esta enfermedad en los niños, pero estudios actuales informan un marcado aumento de la incidencia de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes, presentándose con mayor frecuencia entre los 10 y los 14 años con predominio en el sexo femenino”.

Consejos frente a la diabetes

Expertos en alimentación y diabetes de la Clínica Mayo en EEUU afirman que “consumir alimentos saludables y estar físicamente activo la mayoría de los días de la semana puede ayudar a evitar ese indeseado aumento de peso. Los siguientes consejos pueden ayudar a evitar esos kilos de más:

-Calcula las calorías. Comer y beber menos calorías ayuda para no subir de peso. Abastece el refrigerador y la despensa con frutas, vegetales y cereales integrales.

-Planea que cada comida tenga la combinación correcta de almidones, frutas, vegetales, proteínas y grasas. En general, los expertos recomiendan servir un plato que contenga 50 por ciento de vegetales sin fécula, 25 por ciento de proteína y 25 por ciento de almidón, como arroz o vegetales ricos en fécula, por ejemplo, maíz o guisantes (arvejas, chícharos).

-Reduce el tamaño de las porciones, no te sirvas un segundo plato y bebe agua en lugar de bebidas con alto contenido de calorías. Habla con el médico, el personal de enfermería o un dietista sobre estrategias y recursos para planificar las comidas.

-No te saltes comidas. No intentes reducir calorías saltando comidas. Cuando te saltas una comida, es más probable que tomes malas decisiones en la siguiente porque tienes mucha hambre. Saltar comidas también puede bajar el nivel de la glucosa sanguínea si no ajustas la dosis de insulina.

-Haz actividad física. La actividad física quema calorías. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos estableció como un objetivo razonable para la mayoría de los adultos hacer, al menos, 150 minutos de actividad aeróbica moderadamente intensa por semana (caminar, andar en bicicleta, hacer ejercicios aeróbicos en el agua, bailar o hacer trabajos de jardinería), además de ejercicios de fortalecimiento muscular, al menos, dos veces por la semana. Consulta al médico qué actividades y ejercicios son adecuados para ti.

-Pregunta también al médico cómo manejar mejor el ejercicio. La actividad física ayuda al cuerpo a usar la insulina de manera más eficiente, por lo que, según la cantidad de ejercicio que planees hacer, es posible que necesites reducir la dosis de insulina o comer un tentempié. Existe la posibilidad de que el nivel de la glucosa sanguínea disminuya incluso horas después de haber hecho ejercicio.

-Consulta con el médico sobre otros medicamentos para la diabetes. Algunos medicamentos para la diabetes que ayudan a regular los niveles de la glucosa sanguínea.

-Adminístrate la insulina solamente como te indicaron. No omitas ni disminuyas las dosis de insulina para evitar subir de peso. Aunque tal vez pierdas peso al tomar menos insulina que la recetada, los riesgos son graves, porque sin la cantidad suficiente de insulina, el nivel de la glucosa sanguínea aumentará e igual lo hará el riesgo de sufrir complicaciones vinculadas con la diabetes.

INFOBAE.COM

Print Friendly, PDF & Email

Comments