Bolivia rinde tributo a Beatriz Allende con edición de biografía

7
Compartir

Por Jorge Petinaud

La Paz, 9 abr (Prensa Latina) En las manos de los lectores bolivianos, el libro Tati Allende una revolucionaria olvidada, de Marco Álvarez, constituye hoy un homenaje a esa internacionalista chilena y a otras mujeres que lucharon por la liberación de Latinoamérica.

‘Tati se convirtió en una de las mejores amigas de Inti Peredo cuando estaba en Chile, una compañera que ayudó desde Chile a lo que fue la guerrilla de Teoponte’, aseguró durante la presentación anoche en la Casa Grande del Pueblo (sede del Ejecutivo) el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Rubén Rada. El vicetitular intervino en un panel junto a la embajadora de Venezuela, Crisbeylee González, el de Cuba, Carlos Zamora, y la exintegrante del Ejército de Liberación Nacional de Bolivia Nila Heredia.

Rada significó que al hablar de Beatriz allende (Tati) se hace referencia a un cuadro político, una mujer que en momentos en los que la militancia revolucionaria para las mujeres era mucho más duro que ahora se forjó en luchas no solo de Chile, sino del pueblo latinoamericano.

Destacó su amistad a toda prueba con la Revolución cubana, que la acogió en sus últimos años, con Bolivia, con el Che, con Fidel; su formación política, que aprendió de su padre, Salvador Allende, al igual que su preparación profesional como médico, y de él y del Che asimiló que ‘no solo hay que curar a los enfermos sino también a la sociedad’.

‘Esa identificación plena con los procesos latinoamericanos de liberación y su entrega sin ningún tipo de medida -exclamó-, sin ningún tipo de límite, sacrificándolo todo en los momentos más felices del triunfo de la Unidad Popular, y en los más sangrientos del golpe de Estado de 1973’.

Recordó Rada que Beatriz Allende estuvo en el Palacio de la Moneda, dispuesta a morir junto a su padre, y salió de allí solo después que él le encomendó trabajar por la unidad de la izquierda y de los revolucionarios en Latinoamérica para luchar contra las dictaduras.

Nila Heredia, por su parte, expresó admiración, recuerdos profundos, agradecimiento a Tati por su ejemplo de vida, su consecuencia, su decisión y claridad política.

Evocó sus esfuerzos junto a otros elenos (chilenos) por encontrar y rescatar a los sobrevivientes de la guerrilla del Che, y su colaboración militante con el Ejército Nacional de Liberación, con una proyección internacionalista ‘como nos enseñó el Che’.

La embajadora de Venezuela, en tanto, enfatizó en la importancia de esta obra publicada en Bolivia por la editorial Inti con el objetivo de rescatar la memoria histórica mediante el reflejo de la lucha revolucionaria de los pueblos.

‘Tati es parte esencial de la construcción de la izquierda en América Latina’, significó la jefa de la legación diplomática venezolana en Bolivia.

A su turno, el embajador cubano sostuvo ‘categóricamente que Tati y su padre fueron revolucionarios consecuentes hasta el último momento’.

Print Friendly, PDF & Email

Comments