Macri ya asumió la derrota de Cambiemos en Neuquén

233
Compartir

El Presidente se muestra preocupado y, desde Olivos, ya diseña su estrategia electoral.

Las elecciones en la provincia de Neuquén tendrán un carácter premonitorio en cuanto a las preferencias del electorado y delinearán las chances del presidente Mauricio Macri para su reelección. Se advierte que no será un buen comienzo electoral para el principal mandatario. El Movimiento Popular Neuquino (MPN) es un partido que viene gobernando la provincia desde hace 60 años y parece que la historia no va a cambiar.

En Olivos, Mauricio Macri, junto con su cuerpo íntimo de mandatarios y asesores, diseña su campaña electoral y reconce que el silencio de la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner beneficia sus chances en las elecciones presidenciales. Sin embargo, es consciente de que padecerá derrotas en distritos que no puede controlar.

El Presidente implora que Omar Gutiérrez, actual gobernador de Neuquén y candidato a la reelección en ese cargo, derrote a Ramón Rioseco, el candidato de Cristina en los comicios que se desarrollan hoy en la provincia.

Macri se muestra resignado, ya hizo el duelo de Horacio “Pechi” Quiroga, el actual intendente de la ciudad de Neuquén. Tanto es así que nadie de la Casa Rosada viajó al lado del candidato para acompañarlo en el cierre de su campaña. En los últimos sondeos, el intendente se encuentra tercero frente a los demás candidatos y, desde hace un tiempo, se mostró distante con Mauricio Macri.

Asumiendo la derrota de Cambiemos en Neuquén, el Presidente se prepara para el lunes. El peor escenario que contempla es el triunfo de Río Seco. Esa victoria podría afectar la gira de Dujovne por Houston, cuando se refiera a Vaca Muerta, yacimiento localizado en Neuquén, con un gran potencial en relación a la llegada de inversiones, y la suba del dólar por la incertidumbre política.

https://www.elintransigente.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments