«No hubo represión, sino diálogo»

28
Compartir

El Vicejefe de Gobierno de la Ciudad habló sobre la protesta de trabajadores despedidos de la embotelladora Coca Cola-Femsa.

El vicejefe de Gobierno porteño y ministro de Seguridad de la Ciudad, Diego Santilli, se refirió hoy a los incidentes que se registraron en la protesta de trabajadores despedidos de la embotelladora de Coca Cola, Femsa, y subrayó que «no hubo ninguna violenta represión» sino un «diálogo para explicarles que debían liberar dos carriles».

«Bloquearon Corrientes y Callao. Como hacemos todos los días, dialogamos para decirles que manifestarse es un derecho constitucional, pero bloquear avenidas interfiere con el derecho de transitar», explicó este jueves Santillo en el aire de Radio La Red. Y sumó: «Hubo una discusión, la Policía de la Ciudad liberó dos carriles y continuó la marcha».

El referente del PRO y presidente de la Legislatura porteña remarcó que «no hubo ninguna violenta represión» por parte de los efectivos de la fuerza de seguridad local. «Lo que hubo fue un diálogo para explicarles que debían liberar dos carriles. Lo que hay que entender es que hay que respetar los derechos constitucionales», subrayó.

«La inmensa mayoría de los argentinos nos pide que se hagan respetar todos los derechos», señaló e insistió: «El orden público implica respetar los dos derechos, tanto el de manifestarse como el de transitar». Acto seguido, Santilli dijo: «En ese camino tenemos que ir. Ninguna acción es deseada, porque lo deseado sería que todos nos respetemos».

Finalmente, el vicejefe de Gobierno porteño consideró que «es probable» que haya un incremento en la cantidad de protestas como consecuencia del año electoral. De esta manera, el también Ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires se refirió a los incidentes en la movilización que realizaron trabajadores despedidos de la empresa embotelladora de la clásica gaseosa.

El conflicto comenzó después de que la empresa multinacional pidiera al Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación el proceso preventivo de crisis y despidiera a 32 empleados de su planta de Pompeya. Ante la fuerte caída en el consumo, la compañía de capitales mexicanos había anunciado la decisión de ingresar al citado régimen oficial.

https://www.elintransigente.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments