Tips para organizar las finanzas en la pareja

0
Compartir

El primer paso es hablar sobre el tema, pero algunas personas les cuesta tocar esos asuntos con su ‘otra mitad’. Cuáles son las recomendaciones de los expertos.

Hablar sobre las finanzas de la pareja es la recomendación que, por unanimidad, dieron los especialistas consultados por ámbito.com, sobre todo porque es el presupuesto familiar que puede tener consecuencias económicas y emocionales que afecten al vínculo.

Pese a eso, muchas personas prefieren no especificar u ocultar a su otra mitad por diversos motivos cuando reciben un bono, si tienen deudas o cuánto perciben de salario.

Sin embargo, hablar de todos estos temas es elemental en una pareja no solo para tener una administración eficiente del dinero sino para plantear objetivos comunes como viajes, la compra de un auto, una refacción o mudanza.

La asesora en finanzas personales Fernanda Bolagay recomendó en diálogo con ámbito.com a las parejas que organicen una “cita del dinero” donde cada uno informe sobre su situación económica y financiera; para establecer luego ciertos acuerdos y proyecto a futuro en común.

Las preguntas básicas son: ¿Quién manejará la economía: uno solo porque tiene facilidad para administrar o los dos?¿Qué meta se quiere alcanzar a corto plazo? ¿Se hará un fondo en común, o cada cual asumirá una parte de los gastos del hogar? ¿El aporte al fondo común será proporcional dependiendo de los ingresos de cada uno?

Una regla general podría ser que el 70% sea destinado a los gastos corrientes del hogar y el resto se divida en ahorro de corto plazo como las vacaciones, una computadora nueva o cambiar el auto (10%); proyectos de largo plazo como la compra de una casa (10%); e inversiones (10%).

“Aunque esto puede ir variando según las metas y el contexto económico”, dijo Bolagay. “Es importante eso sí tener en cuenta que es mejor trabajar el hábito de ahorrar antes que el monto”, puntualizó.

La especialista, en este sentido, sugiere ahorrar en la moneda que se realizará el gasto: si el objetivo es viajar por el país mejor son los pesos o herramientas de inversión en esa nominación; mientras que si se apunta a comprar una casa, se debe atesorar dólares.

Es mejor trabajar el hábito de ahorrar antes que el monto”. (Fernanda Bolagay, asesora en finanzas personales)

Rodrigo Nadal, director de Resolvé tu Deuda, también aconsejó que “para organizarse se puede poner en práctica la regla 70-30, en la que se destina 70% de los ingresos a los gastos básicos como alimentos, salud, transporte y educación. El restante 30% se divide en partes iguales entre el ahorro, el entretenimiento y el pago de deudas”.

Deudas pendientes

Nadal indicó que “lo más sincero es informar a la otra parte sobre lo que está sucediendo para evitar que la deuda aumente. Cuando una de las partes desconoce una deuda, mantiene sus mismos niveles de consumo; lo cual, en algunos caos, puede provocar que la deuda aumente”.

Agregó que “es probable que el deudor crea que tiene la situación controlada y que puede solucionarlo solo, pero siempre es bueno informar a la otra parte para que controlen sus gastos comunes como salidas o regalos”.

Cuando la situación se vuelve insostenible para el deudor y le cuenta a su pareja, es momento de pensar y administrar el dinero para poder solucionar el problema lo más pronto posible sin afectar aún más las finanzas. El punto es generar un ambiente de comunicación donde se pueda aprovechar el apoyo de los dos.

“El mejor consejo es abrir un diálogo sincero que permita identificar y comunicar un problema de pagos que se está dificultando para accionar en el momento adecuado y evitar caer en deudas”, destacó Nadal.

Lo ideal es preparar un presupuesto con los ingresos de dinero y los gastos tanto fijos como variables para evaluar cuál es el monto que se dispone para pagar las deudas.

El mejor consejo es abrir un diálogo sincero” (Rodrigo Nadal, director de Resolvé tu Deuda)

Luego se debe hacer una lista de los montos adeudados de menor a mayor sin dejar de lado los plazos de pago. Ya con todo esto claro se puede definir una estrategia: dividir los gastos, evaluar quién se encargará de cada pago o hacer un fondo común son opciones viables.

Los consejos son distintos en este caso. El analista de Resolvé tu Deuda plantea que “liquidar las deudas con montos bajos mientras mantienen las deudas más grandes al corriente, depositando un poco más del mínimo”.

Bolagay señaló que “primero se debe atacar la causa, es decir, preguntarse en pareja, por qué se llegó a esa situación de ocultar de una deuda; y establecer qué mecanismos se implementarán para no repetir ese escenario. Una vez que se tome la decisión de afrontar esa obligación en familia, se debe respetar el acuerdo”.

En su caso, la recomendación es elaborar una planilla de Excel con cada una de las deudas, montos e intereses. “Lo primero a saldar es la deuda con mayores tasas (hoy podría ser la tarjeta de crédito); aunque por ejemplo hay que considerar el costo emocional de algunas deudas con cero interés, como las familiares”, detalló.

https://www.ambito.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments