Un exespía de la SIDE rompió el silencio y apuntó contra el kirchnerismo

34
Compartir

El hombre aseguró que la orden era ”reunir información sobre políticos, empresarios, jueces y periodistas”.

En momentos en que la causa denominada cuadernos de la corrupción sigue avanzando y alcanzará el juicio oral en mayo, si así lo logra el juez federal Claudio Bonadio, un exespía de la SIDE rompió el silencio y apuntó contra el kirchnerismo. Raúl Rosa se desempeñó como agente de la ahora conocida Agencia Federal de Inteligencia (AFI), aseguró que durante la gestión anterior le habían impartido la orden de “reunir información sobre políticos, empresarios, jueces y periodistas”, aunque resaltó: “Me llamó mucho la atención la obsesión que tenía Néstor Kirchner con Elisa Carrió”.

Tras ser relevado de la obligación de guardar secreto, Rosa brindó una entrevista en el programa Ya Somos Grandes, donde relató y denunció cómo fue trabajar como espía durante la gestión kirchnerista. Según explicó, ingresó a esa fuerza tiempo después de la crisis del 2001, bajo el gobierno de Fernando De la Rúa, y durante la gestión de Eduardo Duhalde se labor se centraba en investigar a personas que pudieran alterar el orden democrático.

Luego, encabezó las investigaciones que se realizaban en la SIDE en la lucha contra el narcotráfico. Una actividad que se modificó cuando el fallecido expresidente llegó a Casa Rosada, ya que además de que se mantenía liderando los expedientes narcos, le solicitaron que realizara “trabajos” de espionaje ilegal a políticos, empresarios, jueces y periodistas.

“Nos ordenaban que confeccionáramos fichas con datos personales de mucha gente. Lavagna, Macri, Longobardi son algunos de los nombres. Pero una cosa que me llamó mucho la atención fue la obsesión que tenía Néstor Kirchner con Elisa Carrió. Las órdenes de requerimiento sobre ella eran diarias”, relató el exespía.

En tanto, según advirtió, antes de hablar con los medios presentó una denuncia en la Justicia donde relata con profundidad su actividad en la SIDE. Aunque para llegar a esa instancia debió escribirle varias cartas al presidente Macri, e incluso mantuvo un encuentro con el titular de la AFI, Gustavo Arribas, no obstante aseveró que “no fue de mucha ayuda”. De todas maneras, tras varios intentos, logró que lo relevaran de la obligación de guardar secreto.

Vale advertir que el equipo de Rosa estuvo involucrado en la investigación del caso Southern Winds (SW), donde se detectaron 60 kilos de cocaína en valijas que tenían como destino España. “Nuestra división hizo estallar el caso. Pero a partir de ese momento, las jerarquías políticas del organismo nos enfocaron como a un enemigo. Nos persiguieron”, afirmó el exagente, quien confesó que dejó su cargo luego de que amenazaran de muerte a su hija.

https://www.elintransigente.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments