Julen murió al caer en pozo ilegal y podrían encarcelar al dueño de la finca

1
Compartir

Tras 13 días de desesperación mundial por la caída de Julen (el niño de 2 años de Málaga) en un pozo de 25 cm de ancho y 100 metros de profundidad, la Guardia Civil logró rescatar el cuerpo del niño que lamentablemente falleció el mismo día de la caída. El pozo era ilegal y no estaba tapado, investigan el caso y podrán imputar al dueño de la finca por “homicidio imprudente” que podría llevar hasta 4 años de cárcel.

Por Urgente 24

Desde el 14/01/19 se vivió una desolación que traspasó todas las fronteras. Julen Roselló, un niño español de 2 años, cayó por un pozo de 25 cm de ancho y 100mt de profundidad en una finca en Totalán, Málaga.

El caso dejó en vilo a la Guardia Civil española, los habitantes de Málaga, ni hablar de los padres que ya habían perdido un niño de 3 años a causa de un infarto. Pero el terreno dificultó tanto el rescate que no fue hasta 13 días después, en la madrugada del 27/01 que lograron dar con el cuerpo, ya inerte, del pobre Julen.

Según la autopsia cayó parado (por el poco espacio), con los brazos en alto y falleció esa misma noche.

El funeral fue multitudinario y Julen recibió millones de cartas y globos con el pésame de los habitantes que vivieron el caso paso a paso.

En cuanto a la responsabilidad penal todavía se está investigando el nivel de implicancia del dueño de la finca en el caso. Los hechos encajan en la comisión de un homicidio imprudente que puede ser castigado con penas de hasta cuatro años de prisión. En el foco se encuentran el dueño de la finca donde se produjo el accidente y el empresario encargado de la obra, tal y como informaron fuentes consultadas por este diario. Según El Confidencial, las investigaciones se centrarán en saber por qué había un pozo allí y bajo qué circunstancias se decidió llevar a cabo.

Además, uno de los elementos en los que se basará la investigación tendrá que ver también con el extraño tapón con el que se encontraron los operarios cuando trataron de rescatar a Julen a unos 71 metros de distancia de la superficie. Las hipótesis que se barajan al respecto van desde la vinculación con las nuevas obras que parecían estar en marcha en los alrededores hasta el desprendimiento fortuito por las lluvias.

Print Friendly, PDF & Email

Comments