El piloto que llevaba a Emiliano Sala no tenía licencia comercial

5
Compartir

La prensa inglesa dice además que el avión pudo haber caído a 200 metros bajo el agua

El piloto que volaba el avión que transportaba al futbolista argentino Emiliano Sala de la ciudad francesa de Nantes a Gales, Dave Ibbotson, no tenía una licencia comercial y acumulaba deudas por 23.000 dólares, según informó hoy la prensa inglesa.

El periódico The Sun publicó que Ibbotson, de 59 años, tenía solo una licencia de piloto privado y que trabajó como plomero y DJ en una discoteca para financiar su pasión por los aviones.

El piloto estaba promocionando su negocio ligado a la plomería y había realizado trabajos como piloto registrando horas de viajes poco exigentes para transportar a paracaidistas.

Según el rotativo londinense el piloto le dijo a sus amigos en la red social Facebook que se sentía “un poco cansado” antes de que iniciar el viaje junto a Sala el pasado lunes y desaparecer del radar tras perderse en el Canal de la Mancha.

Un amigo de Ibbotson le dijo al diario que “Dave era mejor plomero que piloto. En realidad nunca lo consideramos realmente un piloto, él era solo el hombre que controlaba el avión cuando subían los paracaidistas”.

El paradero del Piper-Malibu se desconoce desde la noche del lunes pasado, cuando se registró el último contacto cerca del faro de Casquets, a unos 12 kilómetros de Alderney, una de las islas del Canal de la Mancha.

Otro diario inglés, el Daily Mirror, es trágico: dice que el avión estaría a 200 metros bajo el agua y que las posibilidades de encontrarlo son casi nulas.

La Policía de Guernsey suspendió ayer de manera definitiva la búsqueda de Sala y del piloto tras su desaparición en el Canal de la Mancha y reconoció que su aparición con vida ya es “remota”

En contraposición con la determinación de la policía, la hermana de Sala, Romina, pido ayer en una conferencia de prensa en Cardiff que “por favor no cese la búsqueda” y remarcó que Emiliano es “un luchador” y que seguro “está vivo”.

Al mismo tiempo, futbolistas y clubes se unieron para pedir que “no dejen de buscar” a Sala luego de la decisión de las autoridades británicas de abortar la operación.

Sala nació en Cululú (Santa Fe) y no jugó en Argentina, desarrolló toda su carrera en el fútbol francés donde pasó por Orleans (tercera división), Niort (segunda), Burdeos, Caen y Nantes, que lo transfirió al Cardiff con un contrato hasta 2022 por 18 millones de euros.

Conmovida tras el anuncio de que la búsqueda activa de su hermano fue declarada por finalizada, la hermana del futbolista argentino Emiliano Sala instó el jueves a las autoridades que persistan en encontrar la avioneta que desapareció del radar sobre el Canal de la Mancha.

Las autoridades señalaron que las probabilidades de supervivencia de Sala y el piloto David Ibbotson “son ínfimas”, tres días después de iniciar un operativo de tierra y aire que cubrió 4.400 kilómetros cuadrados (1.700 millas cuadradas) en la zona de las islas del Canal de la Mancha.

El avión ligero viajaba de la ciudad francesa de Nantes a Cardiff, donde el delantero de 28 años se aprestaba para jugar con el club de la capital galesa en la Liga Premier inglesa.

“Yo siento que ellos están vivos y están bien”, dijo sollozando Romina Sala a periodistas en Cardiff. “Los están esperando, pido por favor que no paren de buscarlos, ellos están vivos”.

Sala habló durante 30 minutos luego que el capitán David Barker, del puerto de Guernsey, anunció que habían tomado la decisión de poner fin a la búsqueda, aunque pidieron a otros buques y aeronaves que sigan tratando de encontrar rastro de la avioneta.

“Hemos analizado toda la información disponible, al igual de cerciorarnos del equipo de emergencia a bordo y hemos tomado la difícil decisión de dar por finalizada la búsqueda”, dijo Barker. “Las probabilidades de supervivencia en este momento son ínfimas”.

“Los familiares más cercanos han sido informados sobre esta decisión, y mis pensamientos están con la familia del piloto y el pasajero en estos momentos tan difíciles”.

Sala fichó por el Cardiff de la Liga Premier y viajaba a Gales desde Nantes, tras despedirse de sus antiguos compañeros el lunes. El ariete argentino de 28 años era el fichaje más caro de la historia del club inglés, unos 15 millones de libras (19 millones de dólares).

“Estábamos ilusionados en ser el próximo paso de Emiliano en su vida y carrera”, dijo el propietario del Cardiff, Vincent Tan en un comunicado difundido por el portal del club. “Los que han conocido a Emiliano le describen como un muchacho amable y humilde que tenía muchas ganas de lucirse en la Liga Premier”.

La aeronave, un Piper PA-46, fue contratada por los representantes de Sala para llevarle al sur de Galles, informó su agente Mark McKay.

“Mi hermano es fuerte y me está esperando”, dijo Romina Sala. “Sabemos que están vivos, yo lo siento. Emi es un luchador y yo sé que no se va a rendir ahora”.

Sala fue traspasado a la liga más rica del fútbol mundial tras una sobresaliente temporada en Francia, con 12 goles en 19 partidos de la liga.

Tras surgir en la academia Proyecto Crecer en Argentina, Sala se fue a Europa en 2010 para unirse al Burdeos.

Sala fue cedido en préstamo al Orleans de la tercera división del fútbol francesa, donde se destacó al anotar 19 goles en una temporada.

Pero Sala no pudo consolidarse con el primer equipo del Burdeos y fue cedido en préstamo al Niort de la segunda división. Tras marcar 21 goles, recibió otra oportunidad en la máxima categoría con el Burdeos. Luego de anotar apenas un gol en 11 partidos con el Burdeos durante la temporada 2014-15, Sala fue cedido otra vez al Caen y su aporte goleador le permitió pasar al Nantes.

Télam

Print Friendly, PDF & Email

Comments