Mineros listos para bajar pero el túnel para rescatar a Yulen tiene desviaciones

0
Compartir

Ha sido finalizado el túnel excavado en paralelo al pozo donde se encuentra Yulen, el niño que allí se cayó hace 10 días, en cuyo rescate se trabaja desde entonces con toda la fuerza y a toda la velocidad posibles. Sin embargo, el revestimiento del túnel -necesaria para que los mineros puedan bajar- se complicó porque el túnel presenta una pequeña desviación, que será corregida lo antes posible. Una vez sea esto solucionado, descenderán los mineros a completar la galería horizontal hasta llegar al pequeño.

Por Urgente 24

Hace 10 días que la caída del pequeño Yulen en un pozo de 110 metros, en la ciudad malagueña de Totalán, España, tiene en vilo al mundo.

A partir de ese momento, comenzó una operación contrarreloj para rescatar al pequeño.

Registrarme a las Alertas de Urgente24.

Ayer lunes 21/1, el ánimo reinaba entre los efectivos del dispositivo de rescate, explica el periódico local Diario Sur, ya que fue finalizado el túnel vertical, paralelo al pozo en el que cayó Yulen. El plan es luego conectar ambos mediante una galería horizontal y poder así finalmente llegar a rescatar al pequeño. Sería el turno de acción de los mineros.

Sin embargo, un obstáculo en el camino retrasó el inicio del próximo paso: el túnel presenta desviaciones por lo que se complica su revestimiento. Para que los mineros puedan bajar a rescatar a Yulen, el túnel debe estar encamisado, es decir, revestido.

“Parece ser que el pozo no está completamente vertical o que ha tenido una pequeñísima desviación, lo que supone un problema técnico, que están viendo cómo resolverlo, para encajar los tubos, los cilindros que van a revestir el interior del pozo y por los cuales se tendrá que deslizar esa cápsula de los bomberos para llevar a cabo el rescate”, explicó el periodista Juan Cano.

A priori no se trataría de un error de los ingenieros sino que lo achacan al hecho de que nunca se ha hecho una perforación de esta profundidad (60 metros) con una pilotadora, y con ese diámetro (1 metro y medio). La opción elegida para corregir esta desviación es rellenar el pozo con tierra fina para evitar que se desvíe la excavación y volver a perforar con un engrosamiento un poco mayor. No es posible dar una estimación de cuánto tardará este trabajo, explica el Diario Sur, pero la maniobra ya ha comenzado.

Una vez se solucione este problema técnico, será el turno de 8 mineros, que se encargarán de realizar los últimos metros del túnel horizontal, que tendrán que trabajar de rodillas o tumbados, en turnos de entre 40 minutos a 1 hora, hasta localizar al pequeño, explica el Diario De Navarra.

Los mineros bajarán en una jaula o ascensor, desde donde “trabajarán a distancia del suelo con el fin de dejarlo como caldera para que se lleve el escombro que van produciendo”, explicó Santiago Suárez, exjefe de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa.

Cuando la galería alcance 1 o 2 metros, desplazarán la jaula hacia arriba. En ese momento, empezarán a abrir el acceso horizontal picando con martillo neumático de aire comprimido y con una “pala echando el material hacia atrás”, explicó Suárez.

A medida que vayan avanzando, sostendrán el techo y los laterales mediante el sistema de posteo típico de la minería de carbón. “Se va colocando una pieza en el techo de la galería y luego apuntalando con madera”, explicó. Si se encontraran con roca muy dura, tendrán que ir a “microvoladuras” llevadas a cabo con explosivos no rompedores.

Print Friendly, PDF & Email

Comments