‘Tirales, tirales, dale matalos’

1
Compartir

Asì le pedían los pasajeros de un colectivo en pleno asalto a dos policías que se enfrentaron a los ladrones, quienes terminaron liquidando a una pasajera sin motivo alguno.

El dramático hecho ocurrió a bordo de un colectivo de la línea 338. Dos delincuentes subieron al vehículo y comenzaron a sustraer las pertenencias de los pasajeros. En ese momento dos policías, que iban vestidos de civil, se identificaron, mostraron sus armas reglamentarias y exigieron que se detengan.

De acuerdo a los testigos, los pasajeros comenzaron a gritar, y entonces uno de los delincuentes se acercó a una mujer y le disparó en la cabeza, aunque ella no intentó escapar, ni realizó ningún movimento particular.

La víctima, identificada como Sandra Rivas, tenía 47 años y era madre de una nena. Fue trasladada hasta el Hospital Ballestrini de La Matanza, pero murió al poco tiempo por la gravedad de las heridas. Otro pasajero, de 61 años, también resultó herido por una rozadura de bala.

La mujer que viajaba al lado de la mujer asesinada declaró que los policías se retiraban hacia atrás, ante el avance de los delincuentes, a pesar de que los pasajeros les pedían ‘Tirales, tirales, dale matalos’.

“Todos le decían: ‘Tirales, tirales, dale matalos’. Pero los policías se iban para atrás porque los delincuentes se les acercaban. Lo único que hicieron fue irse para atrás y trataron de controlar la situación”, relató la mujer a Diario Clarín.

Finalmente, los agresores fueron detenidos. Uno de los policías, de la fuerza de la Ciudad, accionó su arma. El otro, miembro de la policía Bonaerense, no efectuó ningún disparo.

La detención fue realizada por efectivos de la comisaría 3° de Esteban Echeverría en Ladrones en Elizalde y Camino de la Ribera Sur, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

El caso està a cargo del fiscal Fernando Semisa, de la UFI N° 4 descentralizada de Esteban Echeverría. Ya fueron ordenados peritajes en los orificios de bala que quedaron las ventanas, puertas y parabrisa del colectivo y de la pistola Bersa 9 milímetros secuestrada a uno de los policías. Ambos se encuentran en libertad.

Print Friendly, PDF & Email

Comments