Los cinco motivos por los cuales River puede ilusionarse con el Mundial de Clubes

0
Compartir

A diferencia de 2015, cuando la posibilidad de ganarle al Barcelona era muy remota, este año irá a la máxima competencia de clubes con más chances de dar el gran golpe

En 2015, River fue al Mundial de Clubes de Japón en busca de un milagro que no ocurrió: ganarle al Barcelona de Messi, Suárez y Neymar. El 3 a 0 en contra expuso las enormes diferencias de jerarquía entre un equipo y otro. Ahora, tras conseguir la cuarta Copa Libertadores de su historia nada menos que ante Boca, River irá tras los pasos de otra victoria resonante: quedarse con el Mundial de Clubes de Emiratos Árabes, en el que debutará el próximo martes ante Espérance de Túnez, Al Ain de Emiratos o Wellington de Nueva Zelanda (el nombre del rival se conocerá el próximo sábado).

Si logra avanzar a la final, su rival podría ser el Real Madrid, ni más ni menos que el club más ganador del mundo, poseedor de trece Ligas de Campeones de Europa. La sensación, a diferencia de 2015, es que podría enfrentar a un rival mucho más terrenal, de manera que sus posibilidades de dar el gran golpe no serían tan remotas. Aquí, los cinco motivos por los que River tiene con qué ilusionarse:

1 Sin Cristiano Ronaldo, el Real Madrid perdió ese halo de equipo poco menos que invencible. El portugués es un fuera de serie que hoy brilla en la Juventus y eso, de algún modo, representa tanto una tranquilidad como una esperanza para River. Además, el Real Madrid trata de reacomodarse luego de la crisis futbolística que le costó el puesto a Julen Lopetegui. Desde la asunción de Santiago Solari como técnico, el equipo mejoró y al menos consiguió alivio desde los resultados. En la Liga española está cuarto, a cinco puntos del líder Barcelona, pero perdió cinco de sus quince partidos. Su nivel de juego está lejos de intimidar, más allá de que cuenta con enormes individualidades como Sergio Ramos, Marcelo, Toni Kroos, Luka Modrik, Gareth Bale, Isco, Marco Asensio y Karim Benzema. Será tarea de River tratar de aprovechar este presente carente de luces del gigante español.

2 El estado anímico del equipo es inmejorable. Entre los turbantes y la modernidad de los árabes, River se sabrá a gusto, seguro de sí mismo, envalentonado por haber conseguido la Libertadores frente a su rival de toda la vida. La moral del equipo está por las nubes y el aspecto mental tal vez lo ayude a compensar el cansancio físico y mental por un año desgastante.

3 La capacidad de estratega de Marcelo Gallardo. El técnico de River ya dejó en claro que es el mejor de la Argentina y que tiene una capacidad por encima de la media, al menos en el fútbol sudamericano. Ahora está ante el desafío de dotar a sus futbolistas de las herramientas para quebrar a un conjunto que cuenta con mejores individualidades, pero que en el último tiempo le produjo más de un desencanto a sus hinchas. Si de algo puede ufanarse River desde que lo conduce el Muñeco, es de su enorme espíritu competitivo. Se trata de un equipo que da pelea incluso en las tardes en las que carece de lucidez, como el primer tiempo ante Boca en el Bernabeu. Arquitecto de este conjunto que en poco más de cuatro años ganó seis títulos internacionales y tres copas nacionales, Gallardo es algo así como el Mesías ante el que todo River se encolumna y encomienda.

4 Cuenta con individualidades que llegarán en muy buena forma. Varios futbolistas de River afrontarán el Mundial con la confianza a tope. Lucas Pratto, autor de un gol en la Bombonera y de otro en el Santiago Bernabéu, se sacó de encima las presiones por convertir y será una de las principales cartas ofensivas del flamante campeón de América. A menos de dos semanas de dejar de ser jugador de River para pasar al Atlanta United de la MLS, Gonzalo Martínez buscará despedirse a lo grande. Y lo hará con un aval de peso: en el choque decisivo de la Libertadores se dio el lujo de convertirle otro gol a Boca, un rival ante el que siempre potenció sus rendimientos. Juan Fernando Quintero tratará de cerrar un año en el que jugó el Mundial de Rusia para Colombia y en el que marcó el gol del 2 a 1 parcial ante Boca con una actuación consagratoria en la que también podría ser su despedida de River. Juanfer es pretendido por un equipo chino, por uno de Portugal y por uno de Italia, lo que vuelve incierto su futuro en el marco de las presiones que ejerce su representante para llevárselo al fútbol asiático.

5 Recuperará a dos delanteros muy calificados. En Emiratos Árabes, Gallardo volverá a disponer de Rafael Borré y de Ignacio Scocco. El colombiano se perdió la segunda final ante Boca por estar suspendido y Scocco no pudo estar en ninguna de las dos por un desgarro. Para el Mundial de Clubes, Gallardo contará con los dos y eso dejará de ser una desventaja preocupante, como en la previa de la final en el Bernabeu, para transformarse en otro argumento de la enorme esperanza de todo River.

Infobae.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments