La Ley antibarras pasaría para el año que viene

1
Compartir

El proyecto de Ley para manejar la violencia de las barras bravas se dejaría para marzo de 2019.
Mauricio Macri aseguró que la final de la Copa Libertadores se jugaría con visitantes, y cumplió: finalmente se disputó en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid. La escalada de violencia que llevó a ese desenlace dejó en evidencia que la situación se está yendo de las manos.

El proyecto “antibarras” fue directamente pedido por el presidente. El jueves pasado los diputados oficialistas no lograron darle media sanción. El martes 18 hay otra chance, pero de no lograrse se discutirá en marzo de 2019.

El proyecto presentado el jueves pasado presentaba varias desprolijidades e incoherencias. Para la oposición no había “no había criterio” para las penas propuestas, con relación a otros delitos. Por ejemplo, en el texto el uso de armas en un estadio representaba 10 años de prisión, por encima de un homicidio simple.

El proyecto fue sacado a las apuradas después del escándalo de la frustrada final entre Boca y River (aunque el problema arrastra décadas de historia). El objetivo del Gobierno es que se conviertan en delitos penales faltas, vinculadas a la asistencia a eventos deportivos, que hoy son contravenciones. Sin embargo, las discrepancias entre el texto presentado y el marco legal en general fue la principal trabaja para su tratamiento.

En la sesión pasada el PJ, el massismo y el kirchnerismo pidieron una serie de cambios, algunos de los cuales ya fueron aceptados. Entre ellos se disminuirán las penas y se harán los delitos excarcelables. Sin embargo, la oposición podría intentar en avanzar en un texto con mayor grado de consenso.

El proyecto también contempla penar prácticas como la reventa de entradas o la comercialización de entradas falsas; la presencia de los trapitos en las inmediaciones de los estadios; el ingreso sin la entrada correspondiente; ocasionar problemas de tránsito, entre otros.

Sin embargo, uno problema de fondo no es mencionado. Es el que al mismo tiempo genera más incomodidades: los profundos y crecientes vínculos entre el fútbol y la política.

La próxima sesión será el 18 de diciembre. En caso de que el oficialismo y la oposición acuerden un nuevo texto, podría lograrse la media sanción, aunque le quedaría poco tiempo al tratamiento en el Senado. En este contexto, todo indica que la Ley saldría recién en marzo del próximo año.

Print Friendly, PDF & Email

Comments