Inicio Política La caída de Soto Dávila pone en jaque el pliego de Fresneda,...

La caída de Soto Dávila pone en jaque el pliego de Fresneda, el juez que empuja Colombi

Compartir

El Senado iba a aprobarlo en extraordinarias, pese a las impugnaciones. Los vínculos con el juez acusado de narco y con el ex gobernador.

La sesión extraordinaria prevista para la semana próxima en el Senado podría ser escenario de una fuerte polémica si es que finalmente se trata el pliego de Gustavo Fresneda como juez federal de Paso de los Libres, Corrientes. Es que se trata de un funcionario judicial de extrema cercanía del juez Carlos Soto Dávila, sobre quien pesa un pedido de detención por vínculos con narcotraficantes.

La noticia de que el juez federal Sergio Torres pidió la detención de su colega Soto Dávila no pudo haber caído en peor momento para Fresneda. Es que la comisión de Acuerdos del Senado aprobó a fines de noviembre su pliego de juez federal de Paso de los Libres, después de más de tres años de estar frenado. Todo indica que su designación será aprobada en extraordinarias ya que el dictamen avanzó con apoyo de Cambiemos y el PJ. En la oposición correntina lo adjudican a un acuerdo entre el gobernador radical Gustavo Valdés y el senador peronista Camau Espínola.

Pero la caída de Soto Dávila podría alterar los planes. El juez federal de Corrientes está acusado por Torres de ser el jefe de una asociación ilícita dedicada a cobrar coimas para proteger a narcotraficantes. El Consejo de la Magistratura ya comenzó el trámite para tratar el pedido de desafuero y que se pueda concretar su detención, aunque demoraría hasta bien entrado el 2019 y nadie descarta que logre protección para evitar su destitución.

Detrás de Soto Dávila y Fresneda está el ex gobernador correntino Ricardo Colombi, cercano a ambos. El caudillo radical fue el impulsor en 2015 de la designación de Fresneda para el juzgado de Paso de los Libres, donde tiene desde hace años una causa por presunto enriquecimiento, evasión tributaria y deberes incompatibles con la función pública, entre otros delitos.

Colombi no logró designar en 2015 a Fresneda (que aparentemente habría su abogado en otro tiempo, según dicen en Corrientes) porque se peleó con Cristina Kirchner, con quien tenía un acuerdo subterráneo, como reveló LPO en ese momento. En 2016 lo propuso Macri pero el pliego perdió estado parlamentario y volvió a ingresar este año. El ex mandatario también le había dado un cargo a su hija.

Ricardo Colombi

Fresneda es actualmente el titular de la Secretaría Penal Nro. 6 del Juzgado Federal de Corrientes, que encabeza Soto Dávila. Dos de los pares de Fresneda acaban de ser detenidos por integrar la asociación ilícita que presuntamente protegía a narcos: el titular de la Secretaría Nro 2, Pablo Molina, y el de la Secretaría Previsional, Federico Grau.

El vínculo de Fresneda y Soto Dávila no es nuevo. Según recuerda el diario Norte, en 2004 el juez y su secretario penal ya habían sido imputados (y procesado en el caso de Fresneda) en una causa por cobrar dinero a cambio de favorecer a un preso. Además, el juez y su secretario le habrían “armado” la declaración al detenido. Esa investigación llegó al Consejo de la Magistratura, pero no prosperó. Fresneda dejó la secretaría penal en ese momento, pero tiempo después regresó.

Fuentes de la política correntina afirmaron que tanto Fresneda como Soto Dávila son reconocidos en la provincia por haber intervenido para desestimar distintas denuncias en contra de Colombi, que actualmente preside el Senado provincial y sigue siendo el hombre fuerte del radicalismo y la política local.

Soto Dávila además es el juez electoral de Corrientes y por él pasaron durante años cuestiones claves para el poder político. La sospecha de algunos opositores es que Colombi quiere designar a Fresneda y luego conseguir el traslado de la competencia electoral, sobre todo si se confirma la caída de Soto.

El tratamiento del pliego de Fresneda estuvo marcado por las impugnaciones. La última de la fundación La Alameda, que envió una carta a los senadores para pedir que no lo aprueben. Allí lo vinculan a personas detenidas por trata de personas y aseguran que Fresneda está siendo “investigado en una causa de tráfico de influencias”, surgida a partir de la difusión de una conversación entre Colombi y el ex comandante en inteligencia de Gendarmería José María Viero, procesado por trata y contrabando. En esa escucha, Colombi y Viero hablan en código sobre el tratamiento en el Senado del pliego de Fresneda y dicen que “están los números”.

La causa en cuestión se tramita en el juzgado de Paso de los Libres, el que asumiría Fresneda. La jugada le daría réditos por varias puntas a Colombi, que lograría desplazar a la jueza subrogante Cristina Pozzer Penzo, que lo involucró en esa causa por supuesta protección a una banda de trata y narcotráfico.

https://www.lapoliticaonline.com
Print Friendly, PDF & Email
Compartir