Inicio Grales. Liberaron a Rodrigo Eguillor, el joven acusado de abuso sexual: cómo fueron...

Liberaron a Rodrigo Eguillor, el joven acusado de abuso sexual: cómo fueron las 36 horas que estuvo detenido

Compartir

Llegó asustado, admitió que está peleado con su madre fiscal y comió guiso con fideos.

El juzgado de Garantías 2 de Lomas de Zamora ordenó la liberación de Rodrigo Eguillor, el joven acusado de abuso sexual por una estudiante de la UADE y denunciado en diversas causas por varios ilícitos.

Para adoptar la decisión, las autoridades tuvieron en cuenta que el detenido no tuvo reportes de mala conducta, explicaron fuentes judiciales consultadas por Infobae. Además, antes de proceder con la excarcelación se realizó una “constatación” en su domicilio. Luego de los trámites de rutina, volvió a ver la luz del sol cerca del mediodía.

Les pido que terminen con el hostigamiento. Pido perdón por los videos, estoy arrepentido. Fue un video de un chico que estaba bajo estrés“, declaró tras ser liberado.

Eguillor fue demorado el martes en el aeropuerto internacional de Ezeiza, desde donde pretendía viajar a Madrid para presenciar el partido entre River y Boca, según declaró en diversos reportajes. Los investigadores dudan de esa versión porque corroboraron que no tenía tickets para ninguna aerolínea. Luego de ese episodio, terminó formalmente detenido porque reaccionó agresivamente contra una fiscal cuando le estaban notificando la apertura de una nueva causa en su contra. 

El presunto atacante fue denunciado por abuso sexual. El jueves 15 de noviembre fue grabado en el balcón de un domicilio de San Telmo forcejeando con una mujer. Ella denunció que fue atacada y abusada. Él dice que le salvó la vida porque la joven quería suicidarse.

 Play

Video: Eguillor forcejea con la joven que lo denunció por abuso sexual

Eguillor, hijo de una fiscal de Ejecución Penal, realizó varios descargos con transmisiones en vivo en redes sociales que se viralizaron rápidamente. Muchos de sus dichos quedaron en jaque cuando se los contrastaron con la realidad. Por ejemplo, ayer se supo que el joven nunca ingresó al club de campo Mayling, donde dijo que estaba residiendo. También mintió sobre su trabajo: la discoteca Jet negó relación laboral alguna con el sospechoso.

A medida que se hizo popular el caso de Eguillor, trascendieron otras causas abiertas que tiene pendientes en los tribunales. Además, varias mujeres aseguraron haber sido hostigadas por distintos medios. Incluso la conductora Nati Jota recordó una conversación que mantuvo con él.

Sus días en prisión

En el día y medio que estuvo detenido, Eguillor fue alojado en el Pabellón I de la Alcaidía Roberto Pettinato, en La Plata, rodeado de otras personas sobre las que pesan acusaciones por abuso sexual, similares a las que tiene él.

No mostró la verborragia que suele tener en redes sociales. Llegó asustado. Muy asustado. En un principio dijo que no sabía dónde estaba. Los especialistas lo tranquilizaron y le explicaron cuál era su situación procesal.

No tenía ropa para cambiarse ni elementos de higiene personal. “Llegó con lo puesto“, contaron quienes tuvieron contacto con él.  Por eso, las autoridades del Servicio Penitenciario bonaerense le suministraron un jabón y un sobrecito de shampoo para que pudiera bañarse.

Estuvo en una celda individual. Solo, muy solo. No lo fue a visitar nadie, ni familiares ni amigos. Tuvo un par de contactos con una psicóloga y con un médico, que lo asistió por una fractura que tiene en una de sus piernas desde antes de ser detenido.

Anoche, más tranquilo, cenó guiso con fideos. En un breve diálogo que mantuvo con otros internos, confesó que está peleado con su mamá, la fiscal Paula Daniela Martínez Castro. Aparentemente, tiene mejor relación con su papá, aunque el hombre nunca pidió autorización para ir a verlo.

Tras ser liberado, le preguntaron por la relación con madre: “Mi vieja no apareció por ningún lado y me mandó a decir que no hable con los medios“.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir