Inicio Economía G-20 acordó revisar las cuotas del FMI en 2019

G-20 acordó revisar las cuotas del FMI en 2019

Compartir

SE TRATA DE LA 15ª REVISIÓN GENERAL DE LAS CUOTAS. LA ÚLTIMA FUE EN 2010. Este tema clave para las finanzas internacionales se entremezcla en la puja comercial entre EE.UU. y China. El país asiático reclama más participación.

En el capítulo financiero del G-20 uno de los temas clave a definir era la revisión de las cuotas que integran el capital accionario del FMI, hoy equivalente a u$s1,4 billones. El tema no es menor porque implica cambios en la participación de los países dentro del capital del organismo, lo que conlleva cambios en el número de votos. O sea, en la capacidad decisoria sobre el Board del Fondo.

En el G-20 presidido por Argentina se terminó de debatir el tema y se acordó revisar las cuotas en 2019. Se tratará de la decimoquinta revisión. La última fue en 2010. El cambio de cuotas, o sea, de representación en el FMI y de votos, viene de la mano de una fórmula que las calcula con el fin de ayudar a evaluar la posición relativa de los países miembros en la economía mundial. De modo que sirve para orientar la distribución de los aumentos de cuotas. La fórmula actual se acordó en 2008 y se está considerando el uso de una nueva fórmula de cálculo de las cuotas en el contexto de la 15ª Revisión General de Cuotas. En la fórmula entran a terciar principalmente el PBI y el grado de apertura de la economía, y en menor medida el nivel de variabilidad de la economía y el nivel de reservas internacionales.

Si bien el G-20 no tiene capacidad para decidir ni implementar ningún cambio de este estilo, si sienta las bases para ello porque en el foro se decide políticamente estos cambios.

El meollo de todo esto es el reclamo de China de tener una mayor participación dentro del FMI. De modo que los coletazos de la guerra comercial con EE.UU., sin duda, influyeron para postergar este cambio para el próximo año. Sin embargo, como lo explicó uno de los máximos responsables del capítulo financiero a este diario, “lo importante es que se avanzó en el diálogo, es un proceso. Pero se fijó el deadline que es el año que viene, de modo, que no se va a cerrar antes”. “Este año se avanzó en llegar al deadline y los países se comprometieron a seguir trabajando para cumplirlo (lo que está en la declaración de los líderes)”, agregó.

Según los cálculos realizados por la Unidad G-20 del Palacio de Hacienda bajo la actual fórmula y sobre todos los países, no sólo el G-20, hay 7,4 puntos porcentuales de diferencia que marcan una subrepresentación de los países emergentes y una sobrerrepresentación de los países avanzados. La diferencia entre las cuotas efectivas y las cuotas calculadas por la fórmula muestran, según los cálculos hechos en esta cumbre, que las economías avanzadas del G-20 tienen 7,9% más de lo que deberían tener mientras que las economías emergentes del G-20 tienen 6,5% menos de lo que deberían tener.

Cabe recordar que las cuotas determinan la cantidad máxima de recursos financieros que un país miembro está obligado a proporcionar el FMI. Además determinan en gran medida el número de votos que le corresponde a un país miembro en las decisiones del FMI. Los votos de cada país miembro se componen de un voto por cada DEG 100.000 de cuota más los votos básicos (que son iguales para todos los miembros). Las cuotas también determinan la participación de cada país en las asignaciones generales de DEG. El monto máximo de financiamiento que puede obtener un país miembro en condiciones de acceso normal se basa en su cuota. Aunque en el caso excepcional de Argentina este año se rompieron todos los récords.

El 15 de diciembre de 2010, el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó un programa de reformas de gran alcance del régimen de cuotas y de la estructura de gobierno del FMI, que puso fin a la 14ª Revisión General de Cuotas. El resultado de este programa de reformas, que entró en vigor el 26 de enero de 2016, fue un aumento sin precedentes del 100% de las cuotas totales y una importante reorganización de las cuotas relativas para reflejar mejor la evolución del peso relativo de cada país miembro del FMI en la economía mundial. Estas reformas complementan las implementadas en el marco de la reforma de 2008, que entró en vigor el 3 de marzo de 2011. “Las reformas de 2008 refuerzan la representación de las economías dinámicas, muchas de las cuales son países de mercados emergentes, mediante aumentos ad hoc de las cuotas de 54 países miembros, y robustecen la voz y la participación de los países de bajo ingreso mediante un aumento de casi el triple de los votos básicos”, señala el Fondo.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir