Inicio Economía Fiestas 2018: las familias serán “cortoplacistas” en sus compras navideñas

Fiestas 2018: las familias serán “cortoplacistas” en sus compras navideñas

Compartir

Este año, los consumidores comprarán en efectivo o hasta en tres cuotas por los altos costos de financiamiento. Se mantiene la estrategia de buscar descuentos, comprar en distintos canales y adquirir segundas marcas. Supermercados buscarán un “precio de equilibrio”.

Comprar segundas marcas, buscar promociones y descuentos, visitar distintos canales, son –una vez más- las estrategias a las que recurrirán las familias para estas Fiestas de Navidad y Año Nuevo en un intento por cuidar sus bolsillos.

Lo distintivo para este 2018, sin embargo, es la forma de pago: los consumidores ajustarán sus presupuestos de manera de poder pagar en efectivo o en hasta tres cuotas, para evitar el alto costo de financiamiento de las tarjetas de créditos.

Así lo aseguraron el presidente de Consumidores Libres, Héctor Polino, y el director de Focus Market, Damián Di Pace, en diálogo con ámbito.com.

PUBLICIDAD

“Las familias intentarán comprar en efectivo dentro del presupuesto disponible”, destacó Polino y puntualizó que “conviene anticipar las compras de productos no perecederos o regalos, para defender el poder de compra porque –después de que se cobre el aguinaldo- los precios seguirán subiendo”.

Mientras que Di Pace puntualizó que “financiarse a un año no será la opción elegida; sino que como máximo se comprará en tres cuotas, con tarjeta de débito o en efectivo”.

“Las familias serán cortoplacistas en términos de financiamiento para consumo”, agregó.

Para el director de Focus Market, “está restringido el financiamiento al consumo debido –en primer lugar- al incremento del Costo Financiero Total (CFT) que en el caso del programa Ahora 12 o 18 supera el 50%. En segundo, la expectativa de los consumidores sobre sus ingresos en relación con gastos a futuro”.

Financiarse a un año no será la opción elegida” (Damián Di Pace, director de Focus Market)

Canasta navideña
La “Canasta Navideña 2018” se encareció un 29,5% en promedio en la Ciudad de Buenos Aires, según se desprende de un relevamiento de Consumidores Libres.

Las canastas armadas que ofrecen las grandes cadenas de supermercados tienen precios que registran aumentos que van desde 29,4% al 53% con relación a igual período de 2017.

En alimentos, las subas más importantes son registradas en el atún en lata de primera marca (69%), banana (66,7%) y pollo (57,9%); mientras que los productos que menos subieron son Champagne (desde 4%), nueces (12,5%) y nueces (15%).

Los consumidores ajustarán sus presupuestos de manera de poder pagar en efectivo o en hasta tres cuotas”. (Héctor Polino, presidente de Consumidores Libres)

Polino estimó que “los consumidores optarán por segundas marcas o propias de los supermercados; por los centros comerciales mayoristas o el Mercado Central de Buenos Aires”.

El dirigente pidió al Gobierno nacional que conforme “una canasta navideña en el marco del programa Precios Cuidados y que obligue a los supermercados a ofrecer esos productos en el mismo lugar dentro del comercio”.

De acuerdo al relevamiento de Consumidores Libres, los grandes supermercados están ofreciendo canastas navideñas, cuya franja de precios va desde los $ 170 hasta los $ 700 pesos, dependiendo de la cantidad y marcas de los productos.

En cuanto a la decoración hogareña, se estima que las familias gastarán un 41% más hasta desembolsar $ 5.519, según informe de Focus Market para la compra de: arbolito navideño, pesebre, juego de luces, adornos navideños, guirnaldas y centro de mesas, entre otros.

Bono y aguinaldo: ¿impactará en consumo?
El presidente de Consumidores Libres destacó que el nivel de consumo en la etapa navideña “será inferior pese al bono que recibirían algunos trabajadores del sector privado debido a la pérdida del poder adquisitivo”.Grabar

¿La explicación? “En diciembre de 2015, un trabajador ocupaba el 6% de su salario para pagar los servicios públicos; mientras que hoy destina más del 23%”, dijo Polino.

Enfatizó que “los aumentos de tarifas, los alimentos y los medicamentos produjeron una fuerte pérdida de poder de compra por parte de amplios sectores de la clase media (de entre un 10 y 15%). Este segmento adquirirá menos productos navideños que en años anteriores”.

Di Pace, por el contrario, indicó que el bono compensatorio a los trabajadores privados y el aguinaldo inyectará al mercado interno $ 160.000 millones”, que podrían destinarse a las compras de fin de año y a las vacaciones.

Indicó en este sentido que “el ticket promedio de las compras podría mostrar una caída” aunque –dijo- es demasiado pronto para hacer una estimación con relación a un importe de referencia.

Su recomendación es “no consolidar la compra” en un solo canal sino buscar descuentos y promociones, dado que se puede ahorrar hasta un 35%. Por otra parte, advirtió que se espera un aumento menor de los precios en las primeras marcas con relación a las segunda, debido a la retracción del consumo.

Por este motivo, la suba de precios de productos navideños (que muchas veces suele darse en los días previos a las Fiestas) estará por debajo de la inflación interanual.

“Las cadenas de consumo masivo estiman que no podrán vender más volumen así que buscarán un precio equilibrado y promocionar el último ciclo de estos productos, pasado el período navideño”, dijo.

Ambito.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir