Inicio Mundo Tres hermanos fueron a limpiar la casa de su madre fallecida y...

Tres hermanos fueron a limpiar la casa de su madre fallecida y hallaron debajo de una escalera una caja con una macabra sorpresa

Compartir

Ocurrió en Northallerton, Inglaterra. Un médico forense sostuvo que es el caso “más angustiante” en sus 25 años de carrera
Los tres hermanos -un hombre y dos mujeres- se juntaron una tarde en la casa de su madre, Carol Thompson, recientemente fallecida, para la triste tarea de revisar el hogar, recolectar los recuerdos que preservarían, decidir qué donar y qué botar a la basura.

La casa de Northallerton, en el norte de Inglaterra, estaba llena de recuerdos familiares. Llevaban un rato en esa labor cuando descubrieron debajo de una escalera una caja de 45 centímetros de lado que les llamó la atención.

Cuando la abrieron, casi se desmayan: adentro había algunos sobres y el cuerpo momificado de un bebé envuelto en una tela.

Sorprendidos y aterrados, llevaron su hallazgo a la comisaria más cercana. La policía inició una extensa investigación durante los últimos meses sobre el macabro hallazgo. “Es el caso más angustiante que me haya tocado en mis 25 años de profesión”, dijo a The Sun el médico forense John Broadbridge.

Tras realizar análisis de ADN a los diferentes miembros de la familia se comprobó que el niño era hijo de Carol y de su ex marido Melvin, también padre de los tres hermanos. Mientras que la tela en la que estaba envuelto fue datada como confeccionada entre fines de los años 50 y comienzos de los 60.

“Ninguno tenía idea de la existencia de otro hijo y hermano en la familia. Y nadie sabe cómo su cuerpo fue modificado y llegó a la casa”, contó el sargento detective policial Matthew Wilkinson.

Las cartas dentro de la caja estaban fechadas en agosto de 1968.

Melvin Thompson fue interrogado largamente y dijo no recordar ningún embarazo de su ex esposa además del de los 3 hijos que tuvieron e ignorar la existencia de esa caja.

El forense informó que los exámenes son contundentes: “Es un billón de veces más probable que el bebé haya sido hijo de Melvin y Carol, que de cualquier otra persona”. Pero sin embargo las pericias no pudieron determinar si el niño murió antes o después del nacimiento, debido al proceso de momificación al que fue sometido, pero no se halló ninguna herida en el cuerpo.

Melvin y Carol se casaron en 1968 y vivieron en varias direcciones de Northallerton. En 1996 se divorciaron y Carol se mudó a su última casa en 2004, donde falleció a principio de 2018.

Los 3 hijos de la pareja nacieron después de 1968 y ninguno supo nunca de la existencia de otro hermano.

“Es terriblemente trágico y terroríficamente triste que tu madre haya mantenido un secreto como ese y ahora no se puedan dilucidar las circunstancias que la llevaron a eso”, concluyó el forense.

Fuente: Infobae

Print Friendly, PDF & Email
Compartir