Inicio Deporte Primer torneo de Kin-Ball en Viedma

Primer torneo de Kin-Ball en Viedma

Compartir

Esta nueva disciplina tendrá su primera competencia en la Comarca. La misma será con puertas abiertas a todo aquel que quiera participar.

Este sábado de 9.30 a 11.30 se desarrollará en la Escuela CET Nº 6 (Industrial) el primer campeonato de Kin-ball en la Comarca.

En el Ángulo habló con Fabricio García quién es uno de los máximos especialistas locales de la disciplina y está a cargo del este torneo.

“A partir de las 9.30 vamos a estar desarrollando el primer campeonato de kin-ball. Va a ser una jornada de puertas abiertas, esto quiere decir que cualquier persona se puede acercar a conocer este deporte y jugarlo, estamos buscando la promoción de esta propuesta deportiva que es para todo el público. Así que todo aquel que quiera acercarse bienvenido sea”, expresó.

“Durante el año estamos con entrenamientos en el Instituto de Educación Física. Que quiero agradecerle a la institución porque nos brindan el espacio y pudimos llevar a cabo de forma sistemática entrenamientos. A manera de cierre vamos a hacer este campeonato, pero también brindando la posibilidad a todo aquel que quiera conocerlo o jugarlo”, continuó.

“No es necesario ser jugador de kin-ball para ir a jugarlo, se pude practicar independientemente de la edad, el sexo, el genero, la habilidad motora que tenga la persona; se puede jugar de igual a igual”, finalizó.

El Kin-Ball es un deporte de equipos creado en 1986 por Mario Demers, profesor de Educación Física canadiense.

En un partido de Kin-Ball participan 3 equipos, considerando un mínimo de 4 jugadores y de máximo 8, participando 12 jugadores simultáneamente en el campo (4 integrantes de cada equipo), teniendo la opción de hacer todos los cambios necesarios durante el partido. Los equipos pueden estar conformados sólo por mujeres, hombres o ser mixto, según la categoría del encuentro. No puede haber más de 4 jugadores en el banquillo.

Se juega en un campo cuadrado, generalmente de 20 m. x 20 m. Se utiliza un balón de 1,22 m. de diámetro y de 1Kg. de peso.

Para distinguirse, cada equipo lleva el peto de un color gris, negro o azul (o rosa como color alternativo, menos usado). Tiene que existir 1 marcador de puntaje, distinguiendo al equipo por su color, además de un controlador de tiempo. Tiene que haber 1 bocina para marcar los tiempos.

Estando los 3 equipos en cancha, el equipo atacante designa su ataque a uno de los 2 equipos rivales (receptor) a quien le lanza el balón a cualquier sector del campo de juego, donde el receptor no debe permitir que la pelota toque el suelo. Si el equipo designado no atrapa el balón y este cae dentro del campo, se entrega un punto a cada equipo rival. En caso de atrapar el balón antes de caer al suelo, debe nombrar rápidamente a otro equipo y lanzar nuevamente el balón. Esto se repite a lo largo del juego una y otra vez. El equipo que gana es quien ha conseguido acumular más puntos al final del partido.

Fuente: Noticias.net

Print Friendly, PDF & Email
Compartir