Antes de la final hubo un importante operativo policial en el vestuario de River

0
Compartir

Los efectivos buscaban artefactos que pudieran permitir la comunicación del plantel con Marcelo Gallardo, suspendido por la Conmebol. «No me comuniqué con Marcelo, porque parece que vino el FBI», contó con ironía el técnico Matías Biscay al finalizar el partido.

Efectivos de la Policía de la Ciudad a cargo de la Seguridad en el estadio «La Bombonera» revisaron esta tarde exhaustivamente los baúles de utilería de River en el que se traslada la indumentaria del «Millonario».

Mediante una imagen que se difundió a través de las redes sociales, se vio a al menos siete efectivos en la antesala del vestuario visitante hurgando entre los elementos de la utilería de River.

¿El objetivo? Encontrar algún elemento electrónico de comunicación que pudiera utilizar el entrenador suspendido Marcelo Gallardo, que se quedó en el «Monumental» por la prohibición de concurrencia, para hablar con sus jugadores.

Gallardo fue suspendido por la Conmebol por cuatro partidos, el primero con prohibición de concurrencia, luego de un acto de rebeldía en la revancha de la semifinal frente a Gremio, donde envió indicaciones al banco de suplentes y se metió en el vestuario en el entretiempo.

El entrenador Matías Biscay se mostró algo molesto por el hecho de no haberse podido comunicar con Marcelo Gallardo, y en ese sentido agregó «parece que vino el FBI».

«No me comuniqué aún con Marcelo y parece que pusieron inhibidores de señales y vino el FBI para que no me comunique con él», aseguró Biscay en la conferencia de prensa tras el empate 2 a 2 ante Boca en la primera final de la Copa Libertadores.

Biscay dirigió a River desde el banco luego que Gallardo no pudo estar por tener que cumplir una sanción impuesta por la Conmebol.

http://www.ambito.com/

Print Friendly, PDF & Email

Comments