Inicio Salud y Belleza La tos nocturna no interrumpe sólo el sueño, también te afecta a...

La tos nocturna no interrumpe sólo el sueño, también te afecta a las defensas

Compartir

Es un problema al que no suele dársele importancia y en el 98 % de los casos se atiende tardíamente.

La tos nocturna está vinculada a los trastornos del sueño y se calcula que con estos problemas una persona puede perder hasta dos horas de sueño al día, y de no atenderse a tiempo puede afectar el sistema inmune, lo que a su vez eleva el riesgo de padecer enfermedades, según los expertos.

“Es un problema al que no suele dársele importancia y de hecho en el 98% de los casos se atiende tardíamente, cuando la tos ya tiene que ser tratada por un neumólogo”, indicó el doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño.

Señaló asimismo que la tos es un síntoma que todas las personas han experimentado en algún momento de su vida, “pero como es muy común no se le presta la debida atención médica”.

Sin embargo, explicó que la tos se relaciona con los problemas de sueño porque dificulta conciliarlo y, a lo largo de la noche, interrumpe su continuidad y aumenta el tiempo que normalmente una persona pasa despierta, lo que contribuye a un problema de calidad de sueño.

No considerar la tos como “algo normal”

El especialista detalló que la tos es un reflejo protector y defensivo cuya acción asegura la remoción de moco, sustancias tóxicas e infecciones de laringe, tráquea y bronquios, y se caracteriza como seca (no productiva) o productiva con expectoración de sangre y flemas. “Tener tos no es algo normal, y muchas veces este problema puede provocar que las personas ronquen, debido a que los tejidos alrededor de la garganta se agrandan y con ello el aire pasa con dificultad, lo que indica que existe un problema respiratorio”, refirió Haro Valencia.

El especialista detalló que existen maneras de identificar si alguien no está durmiendo de manera que pueda descansar. “Si por ejemplo, se tardan menos de 10 minutos en dormir o duermen inmediatamente, si se interrumpe la continuidad del sueño, si no recuerda sus sueños o no duerme siete horas de manera regular”, dijo.

Esto, aseguró, puede provocar un deterioro físico y mental, además de que la apnea del sueño -cuando alguien se queda sin respirar por 30 segundos- puede provocar arritmias, y la persona puede sufrir trastornos en el estado de ánimo, problemas de atención, de memoria y fatiga. Además, una persona que no duerme bien es más propensa a padecer enfermedades y a sufrir accidentes relacionados a la falla de sus funciones cognitivas.

Es por esto que Haro Valencia resaltó la importancia de la higiene del sueño, pero dijo que muchas veces esta se ve afecta por la tos. “Por ejemplo, en el inicio del sueño, la persona debe dormir en los primeros 15 minutos, pero la tos puede aumentar este tiempo, mientras que la continuidad del sueño también se puede ver afectada, así como la profundidad para dormir y la duración del tiempo por las interrupciones y la dificultad para volver a conciliar el sueño”, señaló.

Resaltó por último la importancia de consultar a un especialista para tratar este problema que no sólo afecta al sueño sino a la calidad de vida en su conjunto.

https://tn.com.ar/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir