Inicio Salud y Belleza Ansiedad y estrés en la búsqueda de empleo, un sufrimiento silencioso

Ansiedad y estrés en la búsqueda de empleo, un sufrimiento silencioso

Compartir

La ansiedad y el estrés en la búsqueda de empleo nos puede llevar a la aparición de una depresión mayor. En estos casos, la terapia cognitivo-conductual es la que más nos puede ayudar para dar un cambio adecuado a nuestra actitud.

A veces, hasta el simple hecho de preparar nuestro currículo nos produce ansiedad. El estrés en la búsqueda de empleo es una realidad cada vez más patente por un hecho muy concreto: a menudo, caemos en estados de completa indefensión al ver que nadie llama, que no hay respuesta ante nuestras solicitudes. Las bajas expectativas sumadas a la incertidumbre incrementan aún más el sufrimiento.

Cuando buscamos información sobre el estrés y ansiedad ligadas a la búsqueda de empleo, es común encontrar información, por ejemplo, sobre cómo superar una entrevista con éxito. No falta como sabemos esos buenos consejos para lidiar con los nervios durante los procesos de selección. Sin embargo, hay un aspecto que a menudo se deja a un lado, una dimensión muy presente en la sociedad de la que apenas se habla.

Nos referimos a las personas con depresión o algún trastorno del estado de ánimo que están desempleadas y que se ven incapaces de encontrar un empleo. Hace unos días, de hecho, se celebró el día mundial de la salud mental, y no se destacó ni se visibilizó a este colectivo en concreto acostumbrado a pasar casi desapercibido.

Así, y aunque nos sorprenda, hay un dato que no podemos pasar por alto. Nos referimos al que nos demuestran estudios como el llevado a cabo por Barbara J. Jefferis, de la University College London: el desempleo y la búsqueda frustrada de un trabajo está directamente relacionado con la depresión mayor.

A menudo, los primeros indicios de esta condición empiezan a darse cuando el mero proceso de rellenar nuestros datos para una solicitud de empleo, se convierte ya en un hecho estresanteVeamos más datos a continuación.

Chico trabajando con un ordenador

Ansiedad y estrés en la búsqueda de empleo, una realidad muy común

Sufrir cierta ansiedad y estrés en la búsqueda de empleo es cotidiano.La siente quien acaba de terminar sus estudios y ve que al rellenar su currículum vitae tiene más peso la formación que la experiencia. La sufre también quien, con más edad y más rodaje, se ve de pronto en un escenario abrumador, caótico y lleno de incertidumbre como es el que se presenta ante la búsqueda de empleo.

La alta demanda y la escasa oferta nos aboca a menudo a quedarnos en eternas antesalas donde aguardar una oportunidad. Como dato curioso, la Universidad de Chicago realizó un estudio a lo largo de varios años en una muestra de 282 personas, donde concluir que a la hora de dar con un empleo, lo de menos era “cuánto sabes o qué sabes hacer”, lo más significativo fue “a quién conoces”.

Este tipo de realidades nos abocan a menudo a estados de indefensión y abatimiento. De ese modo, es muy frecuente que muchas personas, sin importar su edad y formación, empiecen a condicionar cualquier aspecto relacionado con la búsqueda de empleo y que lo van como un foco altamente estresante. El tiempo discurrido, sumado a los fracasos y el teléfono que no suena, alimenta la frustración e intensifica aún más la ansiedad.

https://lamenteesmaravillosa.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir