Inicio Salud y Belleza ¿Me tengo que vacunar de la fiebre amarilla para irme de vacaciones...

¿Me tengo que vacunar de la fiebre amarilla para irme de vacaciones este verano?

Compartir

Un factor que hay que tener en cuenta entre los preparativos dependiendo del destino.

Se aproximan las vacaciones de verano y de a poco los argentinos empezamos a elegir el próximo destino vacacional. Desde el año pasado que Brasil, uno de los lugares más populares, vivió un aumento de la actividad de la fiebre amarilla y la Organización Mundial de la Salud recomendó a todos aquellos viajeros que tenían planificado un viaje allí que se vacunaran.

Uno de los principales problemas que hubo el verano pasado es que la recomendación de la OMS sobre la vacunación se dio a conocer muy sobre la fecha y muchas personas no tenían planificado darse la vacuna. Eso generó largas colas, preocupación y que mucha gente fuera a Brasil sin habérsela puesto.

La principal medida de prevención contra la fiebre amarilla es la vacunación, la cual proporciona una inmunidad efectiva para toda la vida contra la enfermedad. Se la deben administrar aquellos viajeros que tengan como destino de vacaciones zonas con circulación de la enfermedad o a países que exijan la vacuna a los turistas argentinos para ingresar.

La vacuna debe aplicarse 10 días antes de la fecha de viaje y con una sola dosis ya se cuenta con la protección suficiente para toda la vida.

En ese marco, si ya te diste la vacuna el año pasado este año ya no es necesario que te la vuelvas a administrar. En el caso de que no lo hayas hecho se recomienda consultar con el médico al menos un mes antes de la partida para que te brinde las recomendaciones de vacunación.

¿Quiénes deben vacunarse?
Los residentes argentinos en zona de riesgo deben administrarse la vacuna. El Calendario Nacional de Vacunación contempla una dosis para chicos de 18 meses que viven en las provincias de Misiones y Formosa y algunos departamentos de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy, con un refuerzo a los 11 años.

También deben recibirla los viajeros a zonas con circulación de fiebre amarilla o a países que exijan la vacuna a los turistas argentinos para ingresar.

Asimismo, debe tenerla quien viaja por zona terrestre y permanece por 72 horas en alguno de los lugares de riesgo.

Recomendaciones según el país
En Brasil no requieren la vacunación en el ingreso al país pero sí que hay varias zonas en las que hay riesgo de contagio por lo que se debe consultar antes de viajar.

En Paraguay, Ecuador y Bolivia se requiere un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla para los viajeros mayores de 1 año o llegando de países con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla.

La OMS aconseja la vacunación para todos los viajeros de 9 meses o más que vayan a determinadas áreas de esos países que se pueden consultar acá.

En Colombia se requiere un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla para los viajeros mayores de 1 año que llegan de Angola, Brasil, República Democrática del Congo y Uganda y para viajeros que hayan transitado por más de 12 horas a través de un aeropuerto de un país con riesgo de transmisión de fiebre amarilla.

La OMS aconseja la vacuna.

En el caso de Venezuela, se requiere un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla para los viajeros mayores de 1 año que llegan desde Brasil y aquellos que hayan transitado por más de 12 horas a través de un aeropuerto en Brasil.

En Surinam, Guayana Francesa Guayana también se pide un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla para los viajeros mayores de 1 año procedentes de países con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla y para viajeros que hayan transitado por un aeropuerto de un país con riesgo de contagio. La OMS recomienda la vacunación.

En Perú no se requiere un certificado de vacunación para la entrada pero la OMS la recomienda para todos los viajeros de 9 meses o más que vayan a áreas por debajo de los 2300 metros en diversas regiones.

Los países del continente en los que no es necesario son Chile y Uruguay.

Quienes NO deben vacunarse

Quienes integran los grupos que se detallan a continuación tienen un riesgo aumentado de efectos adversos potencialmente graves asociados a la vacunación. Para estos casos, se recomienda no viajar a destinos con transmisión activa de fiebre amarilla. Si el viaje fuera impostergable, un médico deberá evaluar la conveniencia de indicar la vacunación y emitir una orden médica para recibir la vacuna:

• Menores de 6 meses.

• Personas con antecedentes de alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna: huevo, proteínas de pollo o gelatina.

• Embarazadas y mujeres durante la lactancia.

• Pacientes con inmunodeficiencias: HIV sintomáticos, con cáncer o con déficits inmunitarios constitucionales.

• Personas con enfermedad del timo, miastenia gravis, síndrome de DiGeorge u otras Inmunodeficiencias como tumores malignos y trasplantes de órganos.

• Pacientes que reciben tratamiento con inmunomoduladores e inmunosupresores.

Precaución: los pacientes mayores de 60 años deben realizar una consulta médica para evaluar el riesgo de complicaciones de la vacuna. Aquellos con alto riesgo recibirán una exención de la vacuna a los fines migratorios.

https://tn.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
Compartir