Diabetes tipo 2: descubren la manera de restablecer la función de las células de insulina

0
Compartir

Un pequeño estudio en animales encontró una clave para avanzar en posibles fármacos.

La diabetes tipo 2, conocida como diabetes no dependiente de insulina, es un trastorno crónico que hace que el cuerpo no metabolice correctamente el azúcar (glucosa). Esto sucede porque nuestro organismo resiste los efectos o no produce suficiente cantidad de la hormona que regula su movimiento, la insulina. Un grupo de investigadores descubrió una forma en la que se puede restablecer la función de las células que producen insulina y así, controlar la enfermedad.

Los expertos de la Universidad de Lund (Suecia) hallaron una proteína (VDAC1) que, si se bloquea, provoca que las células de insulina conserven su función. Si bien este es un experimento preclínico realizado en roedores y en una pequeña muestra de donaciones de células de pacientes fallecidos con diabetes tipo 2, los investigadores ya han patentado el descubrimiento, producto de su potencial.

Es que creen que el principio activo que bloquea la proteína puede ser utilizado en nuevos fármacos para tratar la enfermedad, e incluso podrían prevenir su desarrollo. “El objetivo es poder administrar la sustancia a los diabéticos tipo 2 recién diagnosticados para permitir que las células beta productoras de insulina conserven su función. O, mejor aún, dársela a los pre-diabéticos para prevenir la aparición de la diabetes tipo 2”, aseguró a medios extranjeros el autor principal del estudio publicado en la revista científica Cell Metabolism, Albert Salehi.

De todas formas, aclaró que “se necesitan más estudios que demuestren cómo el bloqueo de VDAC1 afecta el riñón, el corazón, el tejido muscular y la grasa. Pero los resultados, hasta el momento, han sido prometedores”.

Su potencial para evitar el desarrollo de la diabetes tipo 2 radica en que los prediabéticos pueden tener durante años niveles altos de glucosa en sangre, antes de que se les declare la enfermedad. Estos valores provocan un aumento en la producción de la proteína en cuestión y conduce a la falta de energía y, eventualmente, problemas en los órganos. De aquí la necesidad de inhibirla, para que el suministro de energía y la secreción de insulina se normalice. En los ratones lograron que la enfermedad no se desarrolle.

https://tn.com.ar

Print Friendly, PDF & Email

Comments