Inicio Tapa Misa de Pablo Moyano en Luján: ¿el obispo despegó al Papa?

Misa de Pablo Moyano en Luján: ¿el obispo despegó al Papa?

Compartir

En una extraña situación, el obispo de Luján desmintió a Pablo Moyano y dijo que el Papa Francisco no dio ninguna “venia”.

Agustín Radrizzani, arzobispo de la diócesis Mercedes – Luján, desligó al Papa de misa que se celebró frente a la basílica. Había sido pedida por gremios que responden a Moyano, y habían asistido varios dirigentes kirchneristas.

En declaraciones a los medios, el dirigente de Camioneros había afirmados que “sin duda no se podría haber hecho esta movilización sin la venia del Papa”. Sin embargo, consultado por diario Clarín, Radrizzani negó esa versión.

“La decisión –de autorizar la misa- la tomé directamente yo”, confirmó el arzobispo. “El Papa no me habló ni yo lo llamé”.

Más tarde, ante las repercusiones de los dichos de Moyano, Radrizzani emitió un comunicado que indicaba: “Frente a los últimos comentarios, deseo aclarar que el Papa Francisco no ha tenido ninguna injerencia, la decisión de realizar la celebración de la misa en Luján fue absolutamente mía”.

En el mismo también negó que haya celebrado la misa para apoyar a Camioneros, sino que ésta había sido solicitada hacía cuarenta días. “Nunca tuve la intención de apoyar ni a un partido, ni a una ideología, ni a personas concretas”, expresó.

“No hubiese sido pertinente negarme al pedido que me hicieran hace 40 días, de celebrar una misa en Luján, cuando la intensión (sic) era rezar por la paz, el pan y el trabajo”, agrega el arzobispo en el comunicado.

“Mi propósito, expresado en la homilía, fue propiciar una súplica confiada a Dios para favorecer un clima de diálogo que nos ayude a superar las dificultades que sufren muchos argentinos”, señala.

“Lo esencial para mí, en estos momentos históricos, es aprender a caminar juntos para superar la dolorosa brecha que vivimos en nuestra sociedad”, concluye.

La celebración tuvo lugar el pasado sábado 20 de octubre en Luján, y convocó a varios gremios, agrupaciones políticas y sociales, y referentes del arco opositor. Pablo Moyano intentó capitalizar al máximo el encuentro, al que calificó de “histórica” y “multitudinaria”, y afirmó que se realizó con el aval del Vaticano, algo que había negado incluso su padre, Hugo Moyano.

“El Papa está preocupado por esta desgracia que tenemos como modelo económico, que suma cada vez más pobres y desocupados a través de la inflación y tenemos una muy buena relación con el Papa Francisco. Sin dudas no se podría haber realizado esta movilización en la Basílica de Luján sin la venia de él; fue histórico, muy importante, multitudinaria”, había dicho en declaraciones a Radio Cooperativa.

Pablo Moyano está siendo investigado por la Justicia por presuntos manejos fraudulentos de las cajas del club de fútbol Independiente y de la mutual de Camioneros. Un fiscal había pedido su detención -que fue rechazada- y ahí comenzó una guerra contra el Gobierno, al que acusa de someterlo a una supuesta “persecución judicial”.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir