Cambiemos y el PJ buscan una salida al atolladero del financiamiento de campañas

0
Compartir

Las negociaciones podrían reactivarse en el Senado, donde la UCR y Miguel Pichetto presentaron proyectos. Hay temor ante una eventual resistencia empresaria a realizar aportes en efectivo.

Luego del tembladeral generado por los efectos de la causa de los cuadernos en el tema del financiamiento de campañas, y aún no resuelto el escándalo que generaron las irregularidades detectadas en el manejo de la campaña bonaerense de 2017, Cambiemos y el peronismo buscan una alternativa de cara a los comicios del próximo año.

El Poder Ejecutivo envió su proyecto en junio, como reacción rápida ante el escándalo que salpicó a la campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, pero ese proyecto se estancó en la Cámara de Diputados. Ahora, la UCR y Miguel Pichetto presentaron sendas iniciativas en el Senado y podrían avanzar en un entendimiento después del tratamiento del Presupuesto.

El proyecto de Pichetto fue acompañado por los senadores de Argentina Federal Rodolfo Urtubey, Dalmacio Mera, Carlos Caserio y Julio Catalán Magni. “Se propone un esquema transparente y no hipócrita en lo que hace al financiamiento de los partidos políticos”, dijo el rionegrino a Clarín, y manifestó su voluntad de dar el debate antes de fin de año.

Los tres proyectos en danza -el del Ejecutivo, el de la UCR y el de Pichetto- apuntan a bancarizar los aportes de campaña para arrojar un manto de transparencia al financiamiento. Pero además, buscan habilitar los aportes de empresas -hoy vedados en la Ley 26.215-, aunque con un tope, que promete ser objeto de discusión.

En ese sentido, las iniciativas del presidente Mauricio Macri y del radicalismo -que son idénticas- introducen para los aportes de personas jurídicas un techo del 2% sobre el total de los gastos permitidos para un partido. El monto surge de “multiplicar el valor del módulo electoral por la cantidad de electores registrados al 31 de diciembre del año anterior”.

Hay un cuarto proyecto, presentado por la diputada del Pro Silvia Lospennato a fines de septiembre, que solo contempla el tema de la bancarización de aportes, pero que tampoco avanzó porque las negociaciones están concentradas en el Presupuesto 2019.

El Frente para la Victoria-PJ también se metió en la discusión: Máximo Kirchner presentó su propia propuesta, que directamente prohíbe los aportes de campaña, e introduce otras modificaciones, como el libre acceso por parte de todos los partidos políticos a la producción y publicación de su propaganda electoral en la web.

Lo cierto es que al Congreso le quedaría solo el mes de noviembre para avanzar con una ley, a menos que Macri convoque a sesiones extraordinarias. Pero ante el escenario que se presenta para la campaña de 2019 -el temor a una resistencia empresaria a aportar dinero en efectivo-, las negociaciones podrían acelerarse antes del cierre del año.

www.parlamentario.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments