Telefónica, Santander y BBVA reportan pérdidas millonarias por la “hiperinflación” en la Argentina

0
Compartir

Dos de los principales bancos españoles anunciaron pérdidas en el país que rondan los 200 millones de euros para 2018.
La hiperinflación impactó en las empresas españolas y dos de los principales bancos ibéricos anunciaron pérdidas que rondan los 200 millones de euros cada una. Además empresas como Telefónica, Día y Prosegur también mostrarán balances en rojo para 2018.

Si en 2017 la filial Argentina del Santander había reportado ganancias por 5600 millones de pesos, unos 250 millones de euros, el 2018 fue complicado para el banco dirigido por la familia Botín que acumula la mayor cantidad de depósitos privados del país.

Por una resolución de la comisión de valores española las empresas están obligadas a adelantar a sus accionistas cuáles son sus pérdidas por “por la declaración oficial hiperinflacionista por parte del Gobierno de Mauricio Macri”, según explica El Confidencial.

Las pérdidas del Santander se situarán entre los 180 y 220 millones de euros. El sitio aclara que la “Argentina fue la gran sorpresa positiva el pasado año, ya que fue la región en la que el grupo bancario presidido por Ana Botín más creció tanto en créditos como en ingresos, con un aumento del 44%”.

En 2017 el Santander absorbió las operaciones minoristas del Citi y el aumento de los gastos operativos contribuyó a los números rojos.

El BBVA Francés tampoco tendrá un balance positivo debido a la hiperinflación y a la devaluación del peso. En el caso de la banca vasca sus pérdidas están calculadas en 150 millones de euros, lo que representa entre un 3 y 4% del resultado total del grupo.

Lo sorprendente es que el Santander se ubicó en el sexto lugar entre las compañías que más dinero ganaron en términos absolutos entre 2016 y 2017 con más de 10 mil millones de pesos. En ese ranking el ex banco Francés figura octavo con ganancias por 7500 millones de pesos.

Telefónica, Día y Prosegur

Telefónica había anunciado la semana pasada un recálculo a la baja de sus cuentas en el país. A pesar de considerar que el acuerdo con el FMI tendría un “efecto positivo en el largo plazo”, en el corto los riegos macroeconómicos y cambiarios son “elevados”.

Día, la cadena que cuenta con 952 sucursales en la Argentina, sufrió una depreciación de sus ventas que llega al 19% y las perspectivas no son halagueñas para el cuarto trimestre del año. Lo mismo ocurre con la compañía de caudales Prosegur, aunque en este caso aún no existen cifras concretas de sus pérdidas.

https://www.lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments