Inicio Grales. Un colegio católico cambió la pollera del uniforme por un pantalón y...

Un colegio católico cambió la pollera del uniforme por un pantalón y desató una polémica

Compartir

El San José de Pilar

Según las autoridades, es para hacerlo más “simple y económico”. Pero hay alumnas y padres que se oponen: aseguran que les dijeron a las chicas que con las faldas “provocaban”.

El colegio privado y religioso San José de Pilar reemplazó el uso de polleras por pantalones a partir del año que viene. La medida generó repudio entre algunas estudiantes, mientras que las opiniones de los padres están divididas.

Un grupo de alumnas, que pidieron reservar su identidad, contaron a El Diario de Pilar que la directora del colegio, una preceptora y un preceptor empezaron a llamarles a la dirección y a medirles las polleras con una regla. Si no tenían el largo “correcto” -cinco centímetros por arriba de la rodilla- se les labraba un acta con la frase “no cumple con el reglamento”.

Según su relato, las chicas tuvieron una reunión con la directora y el representante legal de la escuela. Allí, el hombre les dijo que “con las polleras provocábamos” y que “no era sexy que las usemos” porque para él “es sexy una mujer con pollera larga” y “que se viste decente”. Además, les indicó “que a futuro nunca usemos escote o espalda descubierta porque no era profesional”.

Las jóvenes agregaron que quisieron hacer “una ronda” de debate con el resto de los cursos para hablar sobre el tema, pero que las amenazaron con expulsarlas del colegio. “El representante legal nos dijo que no tenía problema en echarnos a todas si nos reuníamos”, señalaron.

El representante legal, Mariano García, defendió el cambio de uniforme. Explicó que “es simple, incluso va a ser más sencillo” porque es un pantalón jogging con una chomba bordada con el escudo y con la campera de jogging. “Igual que los varones, va a ser un uniforme unisex, que al mismo tiempo va a ser un ahorro para los padres porque son unos cuantos pesos que se van a ahorrar en zapatos, en medias can can y en polleras. Los padres también eso lo ven como algo positivo”.

Respecto del “control del largo” de las faldas de las chicas, dijo a TN que no tenían denuncias pero que “si existe algo que haya que investigar, lo vamos a hacer. Nos parece que siempre es importante escuchar e investigar si hay algo que no corresponda”.

Entre los padres, las opiniones están divididas, aunque la mayoría apoya la decisión del colegio. “En los grupos de WhatsApp que tengo, que son tres, todos están a favor del cambio”, contó a Clarín Débora Rodríguez, mamá de un varón y dos chicas que asisten al San José.

“Se nos informó en una reunión que a partir del año que viene va a haber un cambio de uniforme. No es el primer colegio de Pilar que lo hace. Son varios que ya implementaron el pantalón”, precisó la mujer.

“Es mentira lo que se dice que los sacaron al patio y les midieron las polleras, por lo menos a mis hijos no se lo hicieron. Me parece que ensuciar una institución por un cambio de uniforme, es demasiado –continuó Débora–. En todas las reuniones se nos pide que cumplamos con el reglamento firmado y respetemos las reglas de convivencia, como en todos lados”.

Ante la consulta de si las autoridades dijeron que las chicas “provocan” con las polleras cortas, Rodríguez respondió que “nunca se dijo eso” y distinguió que la medida es un “cambio de uniforme, no prohibición de pollera”. También señaló que hay muchos chicas que ya van de pantalón a la escuela y que sus hijas “están felices” con la medida, porque esta prenda les resulta más cómoda que la pollera.

“Nosotros firmamos un contrato. Me parece que no hay protesta válida. Protestemos por otra cosa, no porque quieren hacer cumplir el reglamento. Me parece que ese no es el mensaje que le tenemos que dar a los chicos”, sumo Andrea, mamá de una alumna y ex docente, en declaraciones televisivas. Y coincidió con que “en el colegio ni los directivos, ni los profesores, ni nadie dijo que (las chicas) provocaban. Ese comentario surgió de un grupo de mamás. El colegio sostiene que hay un uniforme, un reglamento, y hay que cumplirlo”. También señaló que “por supuesto” las chicas están en contra, aunque señaló que “no todas” porque a algunas les incomoda la pollera y vienen usando el pantalón.

Sin embargo, hay otros padres que se oponen a la medida. “Cómo mamá del colegio me parece que es un pensamiento totalmente retrógrado”, escribió Mariela González en Facebook. “Si bien las madres debemos mandar a nuestras hijas con polleras decentes, no podemos permitir que los directivos digan frases como ‘la pollera es para provocar al varón’ y por eso se elimina”, concluyó.

Lo define el reglamento

El secretario general de la Asociación de Escuelas Privadas, Perpetuo Lentijo, explicó que es potestad de cada colegio definir con qué indumentaria tienen que ir sus alumnos. “Dentro de las pautas para la gestión privada está el respeto por los reglamentos internos de cada institución, que son el conjunto de normas que hacen a la convivencia interna”, señaló.

“El uniforme es parte de las normas de ese reglamento. Así como en la escuela de gestión estatal está el guardapolvo blanco como prenda que uniforma, las escuelas de gestión privada está el uniforme”, continuó Lentijo y subrayó que “el jogging es algo que están usando bastantes escuelas”.

Ante la consulta de si le parece bien que, para evitar tentaciones, saquen la pollera, Lentijo respondió que “depende de cada escuela” y señaló que “hay muchas escuelas que la tienen, pero también entiendo que por una cuestión de disciplina, y para evitar el conflicto, se busque un cambio en el uniforme”.

https://www.clarin.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir